martes 26.05.2020

Uno que quiere encender la mecha

uno de los integrantes del sector más duro de ETA, condenado a treinta años por asesinato, se ha erigido en adalid de los derechos de los presos del centro penitenciario Murcia II y reclama la excarcelación de los reclusos con enfermedades y mayores de 65 años para evitar contagios por coronavirus. Lo curioso es que en la cárcel no se ha registrado un solo caso. Pero eso no es impedimento para montar una buena protesta y volver a las prácticas de otros tiempos, como autolesionarse para acusar a los funcionarios de maltrato. Lo peor es que tiene una recua de seguidores fuera que ya han pasado a las amenazas. FOTO: una pintada a favor de la causa del etarra | aec

Comentarios