• Lunes, 24 de Septiembre de 2018

::::: SÁBADO :::::

 Y todo se quedó en San Juanciño

TANTO esperar –ya se sabe que nada vai sen tempo cuando está por el medio la Marea, nasía pa’ganá– para nada. ¡Menudo programa de San Juan! El padre de la criaturita es el escritor cinematográfico unicrédito José Manuel Sande, quien presume de rebaja el presupuesto de 350.000 a 200.000 euros. Más que de sobra para lo que organizó: la falla, un concierto de Bastards, Siniestro Total y Os Diplomáticos de Monte Alto –¡menudo caché deben tener Xurxo Souto y su banda!– y pare usted de contar; ¡ah!, no, también hay unas cositas para los niños, que hay que cuidar la cantera. Pero incluso con un programa tan reducido, la xente do común ha sido capaz de lucirse. Ya se sabe que son más de letras –lo que no significa que no sean unos iletrados– que de ciencias, así que en un apartado del programa recomiendan saltar siete olas y en otro nueve... Por cierto un consejo muy acertado para la noche de San Juan ese de ir a dar brincos a la orilla del mar; seguro que todos los efectivos de seguridad se lo agradecen. Busque, compare y si encuentra otro mejor... Pues sí, el de las Meigas.

Las toallas mojadas de los socialistas

LO de la fraternidad de los socialistas es cada vez más divertido. No pasa un día sin que el que el PSOE dé un paso más para transformarse en un gimnasio donde se practica una nueva modalidad de boxeo en la que los golpes no se dan con los puños, sino con toallas mojadas, que no dejan marca. PedroLa sonrisaSánchez y SusanaLa faronaDíaz, llevan meses arreándose de lo lindo y no están dispuesto a parar hasta que uno caiga. Méndez Romeu y Leiceaga se dieron una vuelta por Valença do Minho hace unas semanas, cargaron el coche de paños de felpa y desde entonces están pin pan, pin pan sin descanso para ganarse el puesto de candidato a la Xunta. También en A Coruña, pero con toallas de Ikea, que está más cerca, se libra un buen combate: Mar Barcón, que apuesta por permanecer fuera del Gobierno local, se las tiene tiesas con Silvia Longueira y Yoya Neira, a quienes les pone la Marea. Conociendo la habilidad de Neira para arrimarse siempre al sol que más calienta no parece difícil pronosticar quién se llevará el triunfo.

 Aznar vuelve a las andadas

SI Aznar hubiese conservado como una reliquia los pelos del bigote cuando se lo afeitó, podría trenzar un coleta y ponérsela. A su políglota esposa le daría un síncope, pero de inmediato conseguiría acomodo en las listas electorales de Podemos, porque en esas está otra vez, en hacerle la contracampaña al PP. Cuando el Gobierno se pelea con Bruselas para tratar de relajar la corrección del déficit, al expresidente no se le ha ocurrido nada mejor que calificar de error esa idea. Pues menos mal que fue él quien nombró a Rajoy sucesor, porque llega ser el resultado de unas primarias y ya lo habría fusilado.

 El mal sueño de Carmena

LA abuela Carmena se desnuda –metafóricamente, porque ya no está en edad ni de hacer topless– y confiesa que en sus primeros días como alcaldesa se despertaba y no le apetecía ir al ayuntamiento. Con no haberse presentado a las elecciones, se habría librado de esa recurrente pesadilla mañanera. Pero también es verdad que muchos madrileños coincidían con ella y deseaban que no fuese a la casa consistorial. Incluso siguen deseándolo ahora.

 Un juez con un futuro profesional muy brillante

SERGIO Orduña, que así se llama el juez que sustituye a PilarPermíteme que insistade Lara mientras se resuelve la recusación presentada contra ella por José RamónO GarañónGómez Besteiro, está llamado a alcanzar las más altas cotas de la carrera judicial. Salir al campo con el partido ya empezado no le ha gustado mucho y ha decidido declarar “compleja” la causa de la que toma su alcume el exsecretario general de los socialistas enxebre, con lo cual se amplía el plazo para completar la instrucción. Así, malo será que no dé tiempo de que vuelva la magistrada y sea ella la que se lo coma todito. Lo dicho, Orduña va camino de la presidencia del Consejo General del Poder Judicial.

 La UPG celebra su fiesta en Pontevedra

MAÑANA será día de fiesta grande en Pontevedra, puesto que el alcalde perpetuo, Lores, ejercerá de anfitrión en el congreso de los upegallos. Un congreso realmente inútil, como todos los que ha celebrado la UPG desde su constitución, allá por la noche de los tiempos –baste pensar que sus fundadores, que ahora son los más veteranos de la sección vintage del Beneguai, eran casi unos juveniles–, pues nunca han servido para avanzar hacia el futuro. Al revés, este valdrá para reforzar el blindaje de la organización y cerrar cualquier resquicio a la posibilidad de un pacto con las mareas.

 El primer paso del Racing

LAS bancadas del estadio Ramón de Carranza estarán hoy con pocos pero entusiastas aficionados del Racing, aunque habrá que esperar a que la amplia parroquia de la Armada tenga un recuerdo de su paso por la ciudad departamental y se anime a acudir al campo gaditano. Es que la villa y su equipo de fútbol siempre está luchando en el margen de la gloria o la derrota. Si en el campo todo depende de un balón, en lo político lo mejor es estar bien colocado y no jugar de líbero o por libre. El ascenso a segunda división sería un jarro de agua caliente para la proyección de la ciudad, algo más turístico y de mayor impacto que estar pendiente de contar visitas en Youtube o darle a I Like.

 La caverna futbolística

EN pleno éxtasis por la prohibición –ya anulada– de la estelada en la final de la Copa del Rey, unos cavernícolas madrileños denunciaron que el alcalde de “LaCoruña, para ellos un podemita convicto y confeso, había contratado a la selección de Venezuela para que se enfrentase a Galicia y pagar a Maduro sus favores... Menos mal que se trata de un solo partido y no de un torneo triangular en el que también juegue Irán, porque en ese caso hubiesen sido capaces de proponer que la Brunete cañonease Riazor. Pero, ¡error!, el encuentro lo monta Louzán, presidente de la Federación Gallega y de obediencia pepera. La próxima temporada podría organizar un trofeo con Galicia, Panamá, Suiza y Andorra. Seguro que las reacciones en la capital del Reino serían divertidas.