• Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Sánchez se rebota después de que Rivera mallase en él

¿QUÉ tendrían los chococrispis que desayunó ayer Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez? Por lo menos pimienta, porque llegó al Congreso y le arreó de lo lindo a Pedro “La sonrisa” Sánchez. Como si fuese un superhéroe naranja le sugirió al presidente del Gobierno que publicase su misteriosa tesis, pues su veto a la normativa sobre transparencia universitaria cheiraba demasiado a podre. Que mal le sentó al jefe del Ejecutivo. Se lo tomó como una ofensa personal y hasta acabó sacando el dedo acusador y apuntando a los escaños de Ciudadanos sentenció: “Os vais a enterar”. ¡Suspenso en formación parlamentaria! Por cierto, hablando de cuestiones académicas, el currículum de María Luisa Carcedo, la nueva ministra de Sanidad, no recoge que haya hecho ningún máster. Pues nada, a ver si dura más de cien días.