jueves 27.02.2020

La soledad también afecta a la sociedad más conectada

EL hallazgo del cadáver momificado de una mujer en su casa de Culleredo tras pasar al menos cuatro años fallecida es una metáfora de la sociedad actual. En la era de las comunicaciones, en la que las personas parecen incapaces de vivir sin comunicar a través de las redes sociales hasta cuando van al baño, resulta increíble que sea posible que una persona fallezca en su domicilio, al parecer por causas naturales. Que se le corte la luz y el agua por falta de pago. Que su coche acumule polvo en el garaje del inmueble y que pasen varios años sin que nadie se pregunte qué habrá sido de ella. Ni tan siquiera este hecho se produjo en uno de esos pueblos de la Galicia rural víctima de la despoblación en la que los vecinos se cuentan con los dedos de una mano. Ocurrió en un bloque de pisos en una de las zonas más pobladas de los alrededores de A Coruña. FOTO: vivienda de la fallecida

La soledad también afecta a la sociedad más conectada
Comentarios