lunes 30/11/20

Taín recupera la fama con una torta

vázquez Taín, juez a tiempo completo y escritor en horas libres, alcanzó su máxima cota de popularidad con aquel interrogatorio que lo aupó a los altares xacobeos en el que se pasó siete pueblos con el electricista bibliófilo, el chispas de la catedral de Santiago que decidió que el códice Calixtino estaba mejor en su casa. Ahora ha salido del valle y ha escalado hasta coronar otro pico de fama y lo ha hecho con una sentencia en la que justifica la torta que le dio una mujer a su hijo de 11 años para evitar que se marchase de casa. Los puristas del buenismo se tiran de los pelos, pero la señora tenía más razón que un santo.

Comentarios