domingo 27/9/20

Un trabajo perfecto para encargárselo a Pepe Carvalho

¡QUÉ pena que la muerte de Vázquez Montalbán se llevase por delante a Pepe Carvalho! El detective medio barcelonés, medio gallego ya no era aquel chaval que había matado a Kennedy, estaba mayor, pero aún le salían investigaciones y seguía manejándose de maravilla por Las Ramblas. Ahora mismo estarían en plenas pesquisas para averiguar quién fue el “traidor” que votó en blanco en contra de lo previsto en la sesión en la que Roger Torret fue investido presidente del Parlament. Las cuentas estaban claras; 57 diputados del bloque constitucionalista –Ciudadanos, el PSC y el PP– y 65 independentistas –JxCAT, ERC y la CUP–, en el medio los ocho comunes, la marca blanca de Podemos. Pero resulta que a la hora del recuento no hubo ocho, sino nueve votos en blanco, es decir, sobraba uno. Determinar quién fue el renegado no sería fácil, incluso hasta puede que más que una deslealtad se tratase de simple torpeza, pero Carvalho, sin ninguna duda, hubiese desvelado el misterio. FOTO: torrent, en el centro, instantes después de haber sido investido presidente del parlament | alberto estévez

Un trabajo perfecto para encargárselo a Pepe Carvalho
Comentarios