martes 18.02.2020

SUEÑOS ROTOS

Amigos: “Somos un globo lleno de emociones, en un mundo lleno de alfileres.” (Anónimo).

Amigos: “Somos un globo lleno de emociones, en un mundo lleno de alfileres.” (Anónimo). “ No te preocupes por lo que dicen de ti, recuerda que el árbol que más frutos da, es al que más piedras le tiran” (Anónimo). Yo siempre digo, que cuando un pueblo no lucha por lo que es suyo, ese pueblo,  merece la ruina. Cuando la división de pareceres, de opiniones sobre una problemática local, destroza un bien común, por abandono, cobardía, dejadez, servilismo, borreguismo, y/o intereses espúreos, bien sea económicos, políticos, o sociales, léase envidias, celos, rencores, etc. Eso no es un pueblo, es una panda de mariachis sin rumbo, en donde lo único que aciertan es pegarse tiros en sus propios pies. Apoyo de manera tajante y sin reservas, como ya he dicho en alguna otra ocasión, a la Plataforma S.O.S. Panadeira, en sus reivindicaciones, tan honestas como son la de preservar y defender lo que la naturaleza les regaló, y que han disfrutado y protegido durante generaciones. ¿Porque ahora iba a ser distinto?. ¿Y si esto ocurriera en otra playa con más caché, de su ámbito local, lo harían?, estoy seguro que sí.   Pero hete aquí, que les tocan a la niña de sus ojos, les hurtan lo más querido, les destrozan los sueños de sus hijos y nietos, les roban su pasado, manipulan su presente, y destrozan para siempre su futuro. Una autentica canallada. Y de verdad es un orgullo, que cuatro, cuatrocientos, o cuatro mil al unísono piensen lo mismo. Ya es llegada la hora, que intereses caciquiles, procedentes de un turbio pasado, sean exterminados. Y digo bien exterminados. Y mientras unos miran para otro lado, los de más allá silban, y los de acullá, están apagados o fuera de cobertura, son unos cuantos ciudadanos y ciudadanas, exponiéndose al insulto, al comadreo, a la crítica, a la identificación policial, como delincuentes comunes y a la agresión física y psicológica, portan la bandera de la naturaleza del legado de sus antepasados, de un bien regalado y aun no ganado. Sin lucha no hay victoria. Diría más, como el Che Guevara, la libertad se gana no se regala. Un día nuestros nietos nos dirán gracias. plantando el ejemplo a seguir. Esta lucha nada más acaba de empezar, si los ciudadanos de Sanxenxo, no luchan por lo que es suyo clavando su bandera de la victoria y de la verdad, para un servidor y siento decirlo, por los que se esconden tras las faldas de sus abuelas. Llevarán el estigma de la cobardía el resto de sus vidas. En vuestras manos está la fe de la victoria, o el sonrojo de la cobardía para siempre, ahora es el momento. Reaccionar y salir del rebaño. Os esperamos.

SUEÑOS ROTOS
Comentarios