Lunes 20.05.2019

A vueltas con la “burbuja”

El Banco de España acaba de confirmar en su último informe que el precio de la compraventa de viviendas no ha alcanzado aún el nivel previo a la crisis, mientras que el de alquileres sí se ha situado por encima de ese nivel únicamente en Madrid y Barcelona. De hecho, apunta a un crecimiento más débil del precio del alquiler que en años anteriores e incluso señala la caída de precios que se ha iniciado en la ciudad de Barcelona. El organismo se une así a la mayoría de los análisis realizados por expertos que descartan una “burbuja” en el mercado del alquiler. Sí observa el organismo, la tendencia generalizada hacía un mayor peso del alquiler sobre todo entre los jóvenes por factores ligados al impacto de la crisis y a un cambio de preferencias.

En cuanto al mercado de la vivienda en general, el Banco de España pone de manifiesto la elevada heterogeneidad que marca tanto por la localización de los inmuebles, el tipo de vivienda y la nacionalidad de los compradores. En este sentido, apunta que el nivel de transacciones es muy inferior al periodo anterior a la crisis. Mientras que en 2018 se registraron más de 550.000 compraventas, durante el periodo de 2004 a 2007 rondaban las 885.000.

Es interesante en este punto, conocer algunos aspectos que nos aporta el Anuario Inmobiliario del Colegio de Registradores. Por ejemplo, en 2018 el número de compraventas aumento por encima del 11 por ciento y se produjo un nuevo récord en el tiempo medio de posesión de la vivienda que ha duplicado las cifras de 2009 pasando de 8 meses a 14 años. Estos datos son para esta institución la prueba de que en ningún caso estamos ante ningún tipo de “burbuja”. Otro dato, el 82,5 por ciento de las operaciones fueron viviendas usadas frente al 15,8 de vivienda nueva y libre.

Precisamente, sobre la vivienda los partidos políticos están presentando sus ideas para el futuro. Las buenas, las que pasan por modificar la Ley del Suelo, agilizar los plazos en la concesión de todo tipo de permisos y mejorar la seguridad jurídica. Medidas todas ellas que aumentarían la oferta y reducirían los precios.

A vueltas con la “burbuja”
Comentarios