Domingo 19.05.2019

Aluvión de decretos electoralistas

El Gobierno aprobó el viernes en Consejo de Ministros el Anteproyecto de ley de Cambio Climático

El Gobierno aprobó el viernes en Consejo de Ministros el Anteproyecto de ley de Cambio Climático, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clina 2021-2030 y Estrategia de Transición Energética. Toda esta normativa pretende descarbonizar España, bajar el precio de la energía subiendo el porcentaje de utilización de energías renovables, cerrando nucleares y exigiendo que a partir de 2040 todos los coches sean de cero emisiones. Para ello movilizará decenas de miles de millones de euros y asegura que se crearan hasta 300.000 puestos de trabajo. Y ésta es tan sólo una de las leyes o decretos que el gobierno piensa utilizar de aquí a las elecciones, con el fin de colgarse medallas de cara a su electorado.
El próximo viernes será el último Consejo de Ministros y tanto la ministra portavoz como otras han asegurado que seguirán trabajando y, por tanto, aprobando otros decretos como el relativo a la reforma laboral o a las pensiones. En este sentido, Magdalena Valerio está dispuesta a que se apruebe una contrarreforma laboral que consistiría en cargarse los aspectos más positivos de la reforma Báñez. Es decir, que vuelvan a prevalecer los acuerdos del sector por encima de los de empresa y la ultraactividad de los convenios. Hay que recordar que estos cambios en el mercado laboral introdujeron flexibilidad y evitaron que el paro dejara de ser la única alternativa de los empresarios para afrontar la crisis de sus empresas.
También la ministra Valerio, en sede parlamentaria, se ha comprometido a retocar la reforma de las pensiones de 2013. En este caso, y una vez dinamitado por Podemos el Pacto de Toledo, el Gobierno quiere blindar la subida con el IPC tanto este año como el próximo y enterrar para siempre el factor de sostenibilidad y la subida máxima en un 0,25 por ciento mientras el sistema sea deficitario. La duda es si Sánchez contará con los votos suficientes para convalidar estos decretos, y no sólo porque el 5 de marzo se disuelve el Parlamento. Tampoco parece muy plausible que su socios preferente esté por la labor de facilitarle que se cuelgue medallas.  

Aluvión de decretos electoralistas
Comentarios