• Domingo, 23 de Septiembre de 2018

El crédito al consumo, en vigilancia

el Banco de España empieza a preocuparse por el espectacular crecimiento

el Banco de España empieza a preocuparse por el espectacular crecimiento que comienzan a registrar los créditos al consumo para la compra de bienes. El año pasado el aumento fue nada menos que del 25 por ciento. Otro dato para reflexionar es que en 2017, las familias apenas redujeron su endeudamiento en 800 millones de euros frente a los más de 40.000 millones en que lo hicieron el año anterior. Además, según datos del INE, el año pasado las rentas de los hogares españoles no fueron suficientes para afrontar los gastos en vivienda y consumo. Por ello, no sólo tuvieron que endeudarse sino que retiraron parte de sus depósitos y otros ahorros.
Es obvio, que el crecimiento de la economía y el empleo ha propiciado que las familias se sientan algo más seguras sobre su presente y futuro y de ahí que hayan decidido hacer compras como automóviles o electrodomésticos e incluso viajes. La cuestión es que muchos españoles lo han hecho endeudándose y ya sabemos a dónde nos condujo esa práctica en el pasado reciente. Haya que recordar que el principal problema que tuvimos en España en la crisis fue el extraordinario volumen de endeudamiento de empresas y familias.
No sería de recibo que, diez años después y mucho sufrimiento para pasar lo peor de esa crisis, volvamos a caer en el mismo error. El toque de atención es también y especialmente para las entidades financieras que quizás ante el menor volumen de crédito hipotecario estén compensándolo con un incremento del crédito al consumo. De ahí que el Banco de España esté doblemente preocupado. Es cierto que el nivel de endeudamiento de las familias está ya en niveles europeos. Sin embargo, el ahorro está en niveles mínimos. Y en este punto es donde debería incidir la política fiscal que no llama desde luego a ahorrar, cuando sólo por el problema que en apenas unos años tendremos en el sistema público de pensiones, deberíamos plantearnos muy muy en serio hacerlo y que a poder ser sea atractivo. Nos interesa a los ciudadanos y al Estado.