Jueves 15.11.2018

Demasiadas incertidumbres a la vista

La intensidad de la semana pasada fue de tal calibre que apenas hace unos días

La intensidad de la semana pasada fue de tal calibre que apenas hace unos días que se celebró la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia y parece que ha pasado un siglo. Los mercados cierto que se dieron el atracón y estos días hicieron caja. Una vez más se cumplió la máxima de “comprar con el rumor y vender con la noticia”. En todo caso, había mucha incertidumbre y veremos si se consigue calmar hasta junio, cuando se celebren las elecciones legislativas.
A menor escala, en España ya queda menos para la celebración de las primarias en el PSOE. Ayer fue el debate a tres y nadie se atreve a poner la mano en el fuego ni por Susana ni por Pedro. Y es muy importante el resultado, porque será vital para los socialistas y su futuro, pero también para la gobernabilidad de España.
Así que, aunque para el presidente Rajoy se han despejado algunas dudas en el camino hacia la recuperación total de la economía, aún quedan algunas y muy importantes por resolver.
Cierto que la Unión Europea se ha sumado a otros organismo públicos y privados a la ola de revisión de previsiones de crecimiento de España. Bruselas cree que el PIB tendrá un alza a final de año del 2,8 por ciento en lugar del 2,3 por ciento. Crecerá muy por encima de la media y recuperará su nivel más alto antes de la crisis.
Pero, como les decía, no todos los caminos están despejados y aunque los cimientos de la economía son ahora más sólidos y no se apoyan especialmente en el ladrillo, sino que tiran otros sectores y de forma significativa la exportación, sigue siendo vulnerable.
Por ejemplo, problemas en Francia para gobernar, líos para acometer las reformas, imposibilidad en España de sacar adelante leyes que continúen con la modernización, huelgas en la estiba que cuestan millones de euros. El Gobierno ha aprobado de nuevo el decreto de liberalización de este sector, pero no está claro ni que se apruebe en el Congreso de los Diputados ni que evite movilizaciones.
En fin, que lo que queda de mayo y junio se presentan complicados y de lo que ocurra, sobre todo en España, va a depender que siga viniendo la inversión y se mantenga o se supere el espectacular ritmo de creación de empleo

Demasiadas incertidumbres a la vista
Comentarios