viernes 18.10.2019

La economía, a escena

Los partidos políticos llevan días de campaña electoral.

Los partidos políticos llevan días de campaña electoral. Cierto que han estado cerrando listas y presentando candidatos. Sin embargo, no han parado de realizar actos y ya muchos echábamos de menos que la economía fuera asunto de interés para los políticos. Muchos indicadores han dejado de ser bonitos. De hecho, algunos han pasado a ser realmente preocupantes. Estaba empezando a ser difícil de entender por qué no era éste un asunto prioritario. Parece que, en las últimas horas, algunos han empezado a hacer propuestas serias y con números sobre cómo atajar los problemas que ya presenta la economía española y que preocupan a los españoles.
Servicios de estudios como el del Banco de España o Funcas y muchos economistas vienen alertando en los últimos meses de que la economía pierde fuelle y que las medidas vía decreto que ha tomando el gobierno no son precisamente las que exige el momento actual. Desde el Ministerio de Economía se nos intenta colar que no pasa nada, que crecemos más que los países importantes de nuestro entorno. Sin embargo, no explican que la inercia que muestra el crecimiento está basada en el gasto, consumo y empleo público. No hay más que ver indicadores como las exportaciones, la fabricación y exportación de vehículos, la producción industrial, el crédito hipotecario o la adquisición de bienes de equipo que ya arrojan números negativos. Además, la mayoría de los indicadores adelantados o están en negativo o ya en recesión.
De momento, parece que es el PP el que tiene ideas más claras. Pablo Casado, su presidente, explicaba el lunes que si llega a la presidencia acometerá una auténtica “revolución fiscal” que bajará algunos impuestos y eliminará otros. También habla de adelgazar la Administración, de eliminar trabas para los emprendedores y una mayor competitividad energética para rebajar el coste de la energía, un auténtico escollo para hogares, empresas e industrias. Vamos a ver si cunde el ejemplo. 

La economía, a escena
Comentarios