martes 22.10.2019

¿La cabeza? Bien, gracias, por fuera

La vida de Fernando Alonso iba a toda velocidad... cuando era peatón, porque sentado al volante encajaba mejor en un documental de La 2 sobre la vida de la tortuga que en la transmisión de una carrera de fórmula 1 narrada con pasión por el calvo de Tele 5. Tanta prudencia, no pasarse nunca de frenada, lo apartó de los circuitos. A Britney Spears, que no es piloto sino cantante, le encanta pasarse de frenada o al menos le encantaba. De hecho, hace unas semanas ingresó por voluntad propia en una clínica de salud mental para ver si acougaba un poco. El otro día salió un rato del psiquiátrico para ir a la peluquería... en los dos sitios trabajan con cabezas.

¿La cabeza? Bien, gracias, por fuera
Comentarios