martes 22.10.2019

La limpieza y el brillo de Madrid

LA abuela Carmena recibió a varios alcaldes en Madrid y presumió de que allí se pasa la escoba como en un ningún otro lugar. “Madrid está muy bonito, está limpio; aunque os digan lo contrario, no es verdad; está precioso”, proclamó entusiasmada. Evidentemente a nadie se le ocurrió hacer la prueba del algodón y menos a ella, que hace nada se quejaba de que de camino al trabajo no hace más que recoger latas de cerveza que la gente tira en las calles, poco antes quería organizar un concurso escolar para ver quién recogía más colillas y hasta llegó a proponer el trueque de restos del botellón por billetes del metro. Mejor será que aproveche que aún no se acabaron los rebajas y compre un par de Roombas.

La limpieza y el brillo de Madrid
Comentarios