domingo 13.10.2019

Los restos de Fin de Año se adentran en el calendario


LOS mareantes coruñeses aseguran que las calles de la ciudad brillan como una patena y que son los medios de comunicación los que condicionan la conciencia ciudadana repitiendo el mantra de que las calles están asquerosas, lo que termina por convencer a los herculinos que, para el Gobierno local, son una especie de alienados que comulgan con cualquier rueda de molino que aparezca publicada. Sin embargo, los que ayer decidieron celebrar el nuevo año dando una vuelta por el centro se encontraron con el triste panorama de que la porquería invadía el centro. Es más, hasta ayer por la mañana quedaron los restos de ese botellón que comenzó sobre la una de la madrugada del día 1 y se prolongó hasta las 16 horas de esa jornada sin que nadie hiciera nada por evitar la orgía etílica que se adueñó de los jardines. Seguro que también los mareantes encontrarán un responsable para su dejadez. Para eso sí que son hábiles.

Los restos de Fin de Año se adentran en el calendario
Comentarios