viernes 10.07.2020

La cuarentena

migos: “En verdad hay signos en la tierra, para los hombres que creen firmemente” (Mahoma) 
Cuarenta días y cuarenta noches. De la esperanza de los primeros días a la intranquilidad y el desasosiego del día cuarenta, aunque, soy un seguidor de Mario Benedetti y su poema No te Rindas, es la pura realidad, pero él no habla de ningún virus que nos acecha ahí fuera. No dispara balas ni se muestra porque no lo vemos, pero está o puede estar en cada lugar pillándonos a traición. Es astuto y mortífero si no se ataca con rapidez y la medicación adecuada. Este hijo de la gran madre terminó ya con quince mil personas mayores en residencias, una generación que levantó el país hasta puestos punteros a nivel mundia.
Si tanta historia que hay ahora con todo el avance técnico no nos saca de esta?, propongo una cosa quemarlo todo y volver a empezar, quizás nos iría mejor, desde luego este bicho no estaría entre nosotros, porque soy de los que dije desde un principio, que es un aborto hecho a propósito en el laboratorio de Wuhan en China. Lo que dije y digo siempre, el animal más destructivo que existe es el hombre, un león no mata a todos los leones, un hombre/mujer sí mata a sus semejantes, tenedlo claro, de ésta saldremos muy tocados aunque no hundidos. Tenemos que terminar de una vez y para siempre con todos estos laboratorios escondidos por el mundo, que atentan contra la raza humana. Que investiguen temas positivos, curar el cáncer, regenerar células muertas de ictus, o asfixias, corazón, polio,  etc. Y ya van cuarenta y un días ahora, si queda alguien que lea esto, que lo guarde con mimo, porque a lo mejor es una profecía. Nunca me gustaron los traidores y menos los que no se ven, que den la cara coño. Que dé la cara y no se mimetice como un puñetero cobarde, lo extinguiremos y quemaremos en la hoguera sin mascarilla el día de San Juan. Y ya hablaremos de la extinción de los causantes creadores de este bicho, porque de una manera u otra la van a pagar, el genocidio global, de seres humanos sea o no a propósito, aunque fuera casual, es igual de malicioso y peligroso, y el país o países causantes de esta masacre de todo tipo muertos, enfermos, gente sin trabajo, hambruna etc. ¿Qué pensáis que  merecen? Estoy harto de la necedad humana. Y aquí me bajo coño, un saludo amigos. 

Comentarios