miércoles 17.07.2019

Emergencia sanitaria

Amigos: “La vida es como una caja de bombones, nunca sabes que te va a tocar” (Tom Hanks). La vida es un naufragio, en el que a última hora, solo se salva el barco” (Noel Clarasó). “Todos encontrarían su propia vida más interesante, si dejaran de compararla con la de los demás” (Henry Fonda).
Urgencias de atención Primaria, sufren escasez de medicamentos, cerca de 20, mala cosa es esa, porque son la mayoría esenciales para la Salud de los pacientes más necesitados de ellas. Son medicinas esenciales para tratar infartos, ictus, crisis respiratorias o politraumatismos, entre otros. Nadie avisa, nadie dice nada, oficialmente, nadie se toma esto como un tema grave, nada más que cuando se está allí dentro, y solo existan aspirinas y genéricas para más oprobio.
Sabemos que la Sanidad, el Sergas en Galicia y en el resto del país, a nivel Autonómico, está pasando sus momentos más críticos de toda su historia y el ciudadano de a pie no se entera de lo que vale un peine, es atroz para una sociedad en donde el nivel sanitario, y la Educación son o deben ser los soportes vitales de un estado de derecho.
A nivel constitucional así es, aunque eso es solo papel, y la realidad es otra bien distinta, y no hablo del personal sanitario, todo lo contrario, médicos, enfermeras, y auxiliares que están a diario, minuto a minuto en contacto con los pacientes, ellos y solo ellos se topan con todo tipo de carencias para aliviar la enfermedad o curación sin los elementos básicos que son dos, tiempo y medicación. Pues bien, precisamente estos dos, son los que hacen aguas vamos que hay riadas y cada día que pasa aún más, hasta hace pocos días hubo la huelga de ambulancias, algo tan necesario, como el aire o el agua, para salvar vidas, pues bien, salvo los sanitarios y conductores de las mismas, nadie protestó, ni se movió en las reivindicaciones de estos,  sabiendo que es otro servicio sanitario de vida o muerte por las urgencias.
Aun existiendo servicios mínimos, fue el chocolate del loro, aquí para nada culpabilizo a los trabajadores, sino que salpico más arriba. La política y los políticos que viven de todos nosotros, al menos en este ámbito sanitario, son ineficaces, y el cambio de dirección no tiene vuelta atrás, es el punto del no retorno y desde aquí y por todo ello, solicito  el cambio ipso facto, de la dirección de la Consellería de Sanidade, porque cada día que pasa un nuevo frente se abre a su paso, y esto ya no aguanta más.
A ver:  medicamentos desaparecidos, que no pongan excusas el usuario/paciente no puede esperar, es prioritario sí o sí, están jugando con la salud y la enfermedad de los ciudadanos, tendrán que salvar los impedimentos que existen para conseguir los fármacos más prioritarios, pero tienen que estar en las farmacias ya y ahora es su obligación y deber fundamental cueste lo que cueste. Otra: la asistencia del personal sanitario de los PAC, deben ser reforzados, de manera inmediata, es imposible que un médico de familia tenga tres minutos para la atención del paciente, no tan solo por el tiempo que es una risa, sino que es un insulto a su profesionalidad y al enfermo que somos todos nosotros. En ello incluyo a enfermeras y auxiliares así como a la administración de los mismos. Estos pilares básicos de una atención primaria antes descritos están en tan mala situación que veo necesario la declaración de Estado de Emergencia social en el ámbito de la Salud a nivel Autonómico y Estatal, porque sé que en otras Comunidades del Estado aún tienen el coeficiente más bajo en los pilares descritos. Para estos culos cuadrados de políticos/as, una advertencia y única, con nuestra salud no se juega. Ojalá me equivoque y sea algo circunstancial, sino todo el sistema se cae como un castillo de naipes. Y no lo vamos a consentir ¿o si? Un saludo amigos. Saúde e terra.

Emergencia sanitaria
Comentarios