• Lunes, 24 de Septiembre de 2018

Políticos sin privilegios

Amigos: “Sin hipocresía, mentiras, castigos, cárceles, fortalezas

Amigos: “Sin hipocresía, mentiras, castigos, cárceles, fortalezas y crímenes, no puede surgir un nuevo poder ni sostenerse el que existe” (León Tolstoi). “El hombre muere en todos aquellos que mantienen silencio ante la tiranía”(Wole Soyinka). ”El hombre ha nacido libre y en todas partes está encadenado” (Jean-Jacques Rousseau). 
En primer lugar quiero y deseo, dedicarle estas líneas de hoy a un Villagarciano auténtico, vamos de los de antes que por un casual me lo encontré viviendo con su familia aquí en Sanxenxo, y para mayor casualidad es seguidor de esta sección y del Diario de Arousa, como no podía ser menos. Vaya desde aquí a Enrique Caamaño, Romero y familia, médico de familia, por su integridad, honestidad. Un abrazo por siempre amigo.
Como otros días, y como dirían unos famosos y ya fallecidos humoristas de la década de los 80 y 90 (Tip y Coll), “Hoy seguiremos hablando del Gobierno”. Y en verdad lo haré no por su color, ideas, credo, o condición sino porque lo forman políticos, ser eso políticos, es un chollo, una lotería que cuando te toca. Se creen los reyes del mambo. Solucionan su vida y la de los suyos hasta la muerte, bueno eso si quieren, sino creo que tienen el derecho a la eternidad o eso se creen, lo peor es que al final a muchos, muchos, se pudren en las cárceles, por su avaricia, egoísmo, y ambición. Ninguno se rehabilita, es lo que les pasa a otros tipos de delincuentes. O sea que si seguimos bajo esta premisa, un político es ya considerado un pre-delincuente tan solo por serlo, casi nada, mentirosos hipócritas, amigos de lo ajeno, y de las ajenas, se van a prostíbulos pero ojo con tu dinero y el mío, se ponen gordos como cepos. Menuda panda de mariachis y juerguistas, lo más bajo de la moral humana, lo adquieren al llegar, aunque algunos ya lo llevan puesto, han salido mal de fabrica, vamos como para invitarlos a tu casa, cuando te das cuenta se te cuelgan en la lámpara del salón y se te llevan las cortinas.
Comparemos a estos politiquillos del tres al cuarto con otros de cualquier nación europea, Suecia por ejemplo, es una monarquía igual, pero el rey perdió todos sus poderes, quien decide el rumbo del país es la clase política, que no tiene derecho al lujo ni a privilegios especiales, los diputados federales viven en apartamentos, de 40 metros cuadrados. No tienen lavadora, la ropa se lleva a una lavandería comunitaria, y deben apuntarse y hacer cola como las demás personas, no tienen empleados domésticos y las reglas son muy rígidas, “dejen todo limpio”. Antes de los años 90 estos departamentos funcionales, no existían, y los diputados, hacían la vida en sus despachos, de hasta dieciocho metros cuadrados, ningún diputado, tiene derecho a secretaria, ni ayudante particular, tampoco a automóvil con chófer. Un ciudadano sueco me dijo, “soy yo el que pago a los políticos, y no veo ninguna razón, para que el dinero del contribuyente sea para darles una vida de lujo”. La residencia del primer ministro, tiene 300 metros cuadrados, pero no tiene personal a su servicio, este ciudadano sueco me llega a decir, que el propio primer ministro, se lava y plancha sus camisas y demás y lo que más le gusta es limpiar la casa, políticos sin privilegios, dicho por un ciudadano sueco de vacaciones. Y es la segunda economía, con el nivel mas alto de Europa, claro por algo será, la conclusión es esta: nuestros políticos, con altos privilegios, son los verdaderos causantes del desastre económico de este país. Estamos haciendo el ridículo en toda Europa. Es una indecencia macabra, una vergüenza, y aún preguntan de donde sacamos el dinero para pagar las pensiones, y otras necesidades de los ciudadanos de mas perentorias, que la de ir en coche con chófer y pensiones de por vida. Amigos, hay que meter mano en todos esos gastos que son cientos de millones y todos tendremos una verdadera democracia y un nivel de vida acorde a lo que contribuimos, ni mas ni menos, acordaos de los suecos. Nos ira mejor, políticos sin privilegios ni lujos, he dicho. Un saludo amigos.