Lunes 20.05.2019

¡Qué bonita es la vida!

Amigos: “El amor no tiene nada que ver con lo que esperas conseguir

Amigos: “El amor no tiene nada que ver con lo que esperas conseguir, sólo con lo que esperas dar; es decir todo” (Katharine Hepburn). “Uno no puede hacer nada por las personas que ama, sólo seguir amándolas” (Fernando Sabater). “Nada de lo que un hombre haga lo envilece más que permitirse caer tan bajo como para odiar a alguien” (Martín Luther King).
Como cada mes de Navidad, y ya van dieciocho años, cómo pasa el tiempo, me siento con mucho orgullo interior de dirigirme a vosotros amigos, y que un trocito de mi corazón este siempre con vosotros, y con este Diario que para un servidor es más que eso, mucho más,  es un amigo del alma, y como un buen amigo al menos esa es mi filosofía de vida, nunca,  nunca le fallaré pida lo que pida. Y eso lo saben muchos que son amigos. En estas últimas dieciocho Navidades han ocurrido muchas cosas: Buenas, regulares y malas, como es la vida. Asimismo, tengo la gran suerte de exponeros mis ideas, mis reflexiones mis dudas, mis aciertos, sí aciertos, no es broma cuando hablé de los Paraísos Fiscales cuando aún no se hablaba de ellos, aquí, os relate lo que pasaba, con ellos, y tenía razón. Incluso se lo dije a Mariano Rajoy aquí en Sanxenxo, y el me dijo, tranquilo, Eduardo, tomo nota. Vaya si tomó nota, él sin culpa personal, (eso lo se), lo derroto, por estar rodeado de una panda de mariachis y mindundis asaltadores de caminos y los que quedan, encubiertos, aunque caerán, mas temprano que tarde, lo tengo claro. 
Y como eso muchos temas, en otros aun está por ver, pero será que sí, cuando reviente. Todo ello, os lo digo porque es mi deber, como datos que me entero por los conductos que sean y lo cuento aquí. Vosotros amigos me merecéis todo el respeto y nunca os engaño, y si no salen las cosas que digo, es que me equivoque, lo admito con humildad. 
Estas palabras esos ojos que me leéis, los que hoy somos los amos y señores de esta tierra, en nada, ya no estaremos. La herencia en todos los órdenes que dejamos a esos que aun no nacieron, pero que indefectiblemente nos sustituirán, por que nadie es eterno, y creo que todos los que nacemos, y después desaparecemos, estamos por algo y para algo, no tan solo para procrear y mantener la especie humana, no amigos para algo más.
 Al nacer existimos con una obligación, ser distintos, primigenios, ideas diferentes pero un sentido único, para la gran mayoría, ser diferentes aunque nos quieran dirigir e ir hacia el lado del bien con sus particularidades unipersonales. Nadie está vivo por casualidad. Habrá muchos, que no compartan esta teoría y seguramente está vivo para llevarnos la contraria. 
Pero tengo dudas como todos. Y las preguntas me brotan como una parcela llena de fresas. Lo que sí tengo claro es que hay quien nace para el mal, quién para todo lo contrario,  y que uno no puede existir sin el otro.  Y si una mayoría somos partidarios del bien, ¿cómo a veces somos tan malos con los demás, con nuestro entorno, con los seres vivos que comparten estos años de vida con nosotros, me refiero a los animales, que nos quieren, que darían su vida por nosotros, y en multitud de ocasiones solo reciben desprecio? A eso le llamo Egoísmo y es otro valor en aumento pero de  manera exponencial.
 Cuántas cosas podíamos hacer si todo fuera distinto, amigos, para reflexionar y en estas fechas es un buen momento para hacerlo. Yo no tengo una varita mágica, para parar el mundo y dar una hora de parada para reflexionar lo que estamos haciendo con nuestro mundo y cómo podríamos darle la vuelta a tiempo.
Repito, es un buen mes, quizás el único que nos pueda abrir las carnes y pensar un poco mas allá, ves unos que vienen otros que se van,  firme que es tu vida, la del que está a tu lado no importa. Y no eres malo, tan sólo no piensas, no te paras a hacerlo, no reflexionas como ser humano. Tan solo actúas como lo hacen los demás. Pero no con eso se lleva la razón. Todo lo contrario, el que defiende o ayuda a otro en medio de la masa es el tonto. No amigos, es el que es el que esta tocado por algo especial, y que siempre llevará consigo, esos son a los que tenemos que imitar siempre. Hacerlo y veréis la paz que os llena, de todas maneras, ¡que bonita es la vida!, un saludo amigos.  Saúde e Terra.

¡Qué bonita es la vida!
Comentarios