martes 17.09.2019

Yo soy español, español...

Amigos: “La política no debe discurrir por caminos utópicos

Amigos: “La política no debe discurrir por caminos utópicos y folklóricos” (Josep Tarradellas) “Para mi, la política es esto; construir nuestro país y llenar mis bolsillos” (Jordi Pujol). NOTA: lo de los bolsillos lo añado yo.  “Un puñado de abejas vale más que un saco de moscas” (Proverbio árabe).
Una bandera Escal representación de un país o nación, así como otros, organismos nacionales, regionales y supranacionales. Para el que esto escribe, la bandera es algo más que todo eso.  Una bandera es un sentimiento. Sea la que sea y bajo los paraguas que se cobija esto no cambia, el sentimiento. Por supuesto según la importancia de la cantidad de seres humanos que pueda representar esa bandera, tiene más o menos relevancia internacional, no es lo mismo una bandera de una comisión e fiestas, que la de un ayuntamiento por ejemplo y así sucesivamente. Sin embargo en todas y cada una por muy pequeña que sea, sigue el mismo carácter. El sentimiento. Por tanto es el hilo conductor de cualquier portador de una enseña, sea la que sea para mal o para bien, todo aquel que la porte y que no la sienta o es un hipócrita, o un traidor a si mismo y a los demás. Está claro que sobre esto hay tantas opiniones como ciudadanos. Hay quien la lleva para salir en la foto, hay quien la porta, por que le mandan sus superiores, y hay quien la ultraja simplemente porque para el los sentimientos se pueden pisotear, escupir o quemar, sin ir más allá en su pensamiento que eso que hace, es mismo efecto pero sobre los que la sienten de verdad. Es una canallada, se mire por donde se mire. Nadie tiene derecho a ultrajar y pisotear los sentimientos de nadie, en absoluto. Y ya no hablo sobre quien la ha besado y jurado, si hicieran esto debían ser arrestados inmediatamente y condenados a prisión, no solo por el hecho de hacer sobre un trozo de tela con unos colores, sino que lo ha realizado sobre todos los que creen en ella, sobre sus más profundos sentimientos,  es una traición en toda regla.
Para el que esto escribe mi patria es España y me siento orgulloso de haberla jurado en el servicio militar. Los que han vertido su sangre o su sudor, defendiéndola, de una u otra manera, no tan solo defiendes a tu bandera a tu patria en una guerra, la defiendes simplemente trabajando para mejorar tu país, defendiendo la legalidad, a la familia, a tus vecinos, luchando contra las injusticias sociales, o defendiendo a personas sin recursos, o a enfermos, etc. Realizando esas acciones estás también defendiendo a los seres humanos como tal. Por todo ello, una enseña, o bandera, es mucho más que un trozo de tela con unos colores y un escudo. Mi patria mi bandera es la roja y gualda bajo la cual tuve algún familiar que falleció defendiéndola y algún otro quedó herido, pero tengo la seguridad que tuvieron honor y eso me llena más para aumentar mis sentimientos hacia ella. 
Diréis amigos, que esto es un alegato a la patria, a la bandera o mi sentimiento, pues es verdad, lo es ¿y que? Non tengo reparos en decirlo públicamente, no como otros. A mi siempre me enseñaron que con la verdad se puede ir a todas partes. Y no formo parte de ningún grupo de ultraderecha, o similar, simplemente soy un españolito de a pie, ni siquiera monto a caballo, vamos de infantería, y me siento agredido en lo más profundo de mi ser por lo ocurrido últimamente en Cataluña, teniendo que ver como unos muchachotes, sin honor y nada más que odio salvaje, como quemaban mi bandera la de todos, como pisotean a nuestros representantes de la ley, insultos, maltratándolos, simplemente porque eran españoles. Espero y deseo que a todos estos impresentables les caiga el peso más duro de la ley y ya vale de tanta pamplina independentista. No tienen razón se mire por donde remire, cada uno puede tener sus ideas, las respeto, pero no imponerlas a los demás mediante violencia y anonimato. Eso es de cobardes. Y creo que los lectores estarán de acuerdo conmigo en esto, a todos nos dio sonrojo, pena, y ganas de hacer respetar nuestras leyes y defender nuestra bandera, ver como es ultrajada. España es mi patria, pero Galicia es mi madre. Y las banderas son de todos, si se pisa, nos pisan a todos. Ya vale. Hasta aquí y no más. Yo soy español. Español, español, yo soy... Y al que no le guste la puerta está a media manzana. Un saludo amigos.  Saúde e Terra.

Yo soy español, español...
Comentarios