• Sábado, 18 de Agosto de 2018

No lo abandones, él nunca lo haría

Recuerdan aquel slogan para concienciar a la ciudadanía contra el abandono animal que se nos ha quedado grabada a fuego a pesar de los años?

Recuerdan aquel slogan para concienciar a la ciudadanía contra el abandono animal que se nos ha quedado grabada a fuego a pesar de los años? Hoy he querido empezar así esta sección. Soy una amante de los animales y presumo de tener uno de esos pequeños seres peludos de cuatro patas que nos hacen la vida más amena. Hace poco tiempo estuvimos en la protectora de animales y basta con pasarse un rato allí como para entender que el ser humano es el menos humano de los todos los seres. Vaya desde aquí un recordatorio a la responsabilidad que conlleva tener una mascota y que no, no son juguetes de temporada ni regalos idóneos para las cartas de los Reyes Magos. Son vidas y hay que cuidar de ellos.
Pero es que el slogan es aplicable a muchas otras cosas de nuestro día a día. Esta semana se habla mucho del estado de abandono, “a su suerte” añadiría yo, del campo de Berdón, donde lo único que va viento en popa es la montaña de basura de los alrededores. Este gobierno municipal evidencia, cada vez que puede, que no es precisamente ferviente seguidor del deporte ni de los deportistas. Ni el concejal ni el resto de integrantes muestran demasiado interés en las citas o los logros de nuestros equipos y deportistas (salvo en campaña, entonces solo les falta tatuarse los escudos de los nuestros). Pero luego se les pasa.
Son ellos los mismos que hicieron un triatlón que quedará en el bochornoso recuerdo de muchos por lo grave del fiasco que protagonizaron para pasmo de todos. Son los mismos que fallan más que van a las entregas de premios. Los que nada saben de las necesidades de los que practican deporte día a día. Los que dejan morir de inanición a las instalaciones deportivas municipales. Los que viven de las organizaciones y de los campeonatos que ellos organizan para cubrir expediente. Los que solo reaccionan (y a veces ni eso) cuando la gente explota porque no se le atienden… Será que el concejal 22 que prometieron está lesionado o que no va ni convocado…
En materia de Deportes hay una lista tan larga de necesidades y peticiones que daría para hacer unos presupuestos municipales específicos. Es cierto que antes quizás había quejas más airadas, pero también es cierto que ahora hay cabreos más profundos… Lo que queda claro es que con unos presupuestos recién aprobados sin tener el consenso de la oposición, el Deporte vilagarciano no va a ver resueltos sus problemas. Es la triste política municipal socialista en esta materia. Es mejor rehumanizar una plaza del centro que mejorar los campos y pabellones, los vestuarios o las gradas. Fue el PP el que llevó las peticiones de mejoras al pleno de diferentes clubes de fútbol. Y lo seguirá haciendo. Este partido sabe escuchar a la gente y sabe no mirar hacia otro lado. Ahora hay dinero de sobra para resolver de un plumazo las necesidades que condenan a nuestro deporte, y sobre todo a nuestro deporte de base. Pero falta voluntad política. Es una lástima.
Como decía al principio, aquel slogan de los perros en las gasolineras se puede aplicar a diferentes asuntos. El deporte es de esos temas de importancia capital que nunca te abandonaría, porque los deportistas siempre nos regalan éxitos y motivos para sentirnos orgullosos. Son los que llevan el nombre de esta ciudad allá donde van. Y sobre todo son los que desarrollan una labor de educación, sacrificio y superación que no puede ser sustituida por nada. El deporte es sano, hasta cuando se practica en condiciones insalubres como ocurre actualmente en Berdón. Vaya desde aquí el recado, con slogan incluido, a quien tendría que ser el primer defensor del deporte vilagarciano.  El deporte es tan grande que ni la desidia más exagerada de los políticos actuales va a poder tumbar. Ánimo a todos! Seguid así. Todo nuestro apoyo!