• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

La gaseosa

C aminamos firmes hacia el tercer aniversario de las elecciones

 aminamos firmes hacia el tercer aniversario de las elecciones municipales de 2015. A veces parece mentira que ya hayan pasado más de 1.000 días, pero la realidad es tozuda y el reloj imparable. La sensación que ha dejado este período en Vilagarcía es como abrir una botella de refresco que fue estrenada hace tiempo. Queda poco en el interior y cuando escarbas ni huele como antes, ni deja buen sabor y sobre todo, perdió la chispa de cuando te lo compraste… esto es lo que le pasa a este gobierno y al efecto gaseosa que le permitió gobernar en minoría con 8 concejales de 21 (aunque se crean, por sus actitudes, que tienen más concejales que sillones en el salón de plenos).
Han pasado tres años y no se nota. Cada vez hay más aceras rotas y no se arreglan. La suciedad y la maleza siguen colonizando el rural. El tráfico ha pasado de ser una herramienta para desplazarse por la ciudad a una auténtica tortura para vecinos y visitantes. ¿Y obras? Bueno… lo de Plaza de Galicia es para escribir un libro (de terror). Si a nadie le gusta y si el propio gobierno no es capaz de sostener la misma versión sobre sus chapuzas, a nadie le puede extrañar que se vaya a convertir en el legado arquitectónico y pesadilla que persiga a sus autores de por vida.
Sinceramente creo que no lo han presupuestado bien y ya lo estamos viendo y más que lo veremos. Que se han metido en un berenjenal que tiene mala pinta y ahora llegará el turno de repartir culpas. La famosa ruleta de Varela, que echa a rodar cuando meten la pata pero no quieren asumirlo… A ver quién carga con la culpa… porque ni los más fieles defensores son ya los de antes. Ni los que justificaban cualquier aberración de este gobierno son ya protagonistas. Eso sí, hay algo que está cambiando: La mayoría de la ciudadanía tiene claro que no le gusta y ya lo dice abiertamente. Otra cosa es que los “mandamases” vayan a entrar en razón… Ya sería la primera vez.
Pero en estos cerca de 3 años han dejado muchas más cosas en el tintero. Por ejemplo… ¿Está Usted pendiente del PXOM? Pues coja una silla cómoda porque va a tener que esperar sentada hasta que se aburra. ¿Es Usted personal del Concello y está pendiente de cómo va a quedar su puesto y sus mejoras? Pues busque mobiliario cómodo, que la prometida RPT también va para largo. ¿Está preocupado porque nos quedamos sin contrato de basura el mes que viene y esto le puede afectar? Pues tiene razón, porque todo el mundo sabía hace 3 años que expiraba este verano (menos el gobierno) y de momento está verde como el césped sin riego de la Plaza de Galicia. Continuará…
¿Qué pasaría si las elecciones se adelantasen un año? Que les habría pillado el toro otra vez. Está todo por hacer. Está todo manga por hombro. Está todo mucho peor que hace 3 años. Pueden decir que aún no terminó su mandato, que van a cumplir todo su programa. Y yo digo…, si van hacer en un año lo que tenían previsto para toda la legislatura  ¿qué demonios llevan haciendo desde 2015?
En 3 años hemos aprendido dos cosas: Que hay políticos que pueden ser como las gaseosas, que tienen mucha fuerza al principio pero que acaban siendo insípidos, planos y decepcionantes. Y dos: que la ciudadanía ha de ser como el hormigón (que parece ser el único material que existe ahora para construir). Ha de ser “armada”, pero de paciencia… Menos mal que sólo queda un año más de desgobierno!