jueves 02.07.2020

Ya quedan menos de 500 días

l gobierno socialista de Vilagarcía empezó su mandato con un mensaje

l gobierno socialista de Vilagarcía empezó su mandato con un mensaje claro: no pensaba contar con el PP para nada, sólo se reuniría con nosotros por “protocolo y cortesía”. También es verdad que ese convencimiento les duró lo que tardaron en darse cuenta de que el “pacto natural” de la izquierda no iban a ser capaces de sellarlo y ahí tuvieron que echar mano del “pacto antinatura” con nosotros para aprobar los sueldos del alcalde, la teniente de alcalde, los concejales liberados y los cargos de confianza.
Enseguida se les llenó la boca diciendo que la suya iba a ser una “política de puertas abiertas” y eso también duró poco. Duró lo que tardaron en  empezar a desfilar por Ravella vecinos y vecinas con quejas, bien particulares o colectivas. En ese momento las puertas empezaron a cerrarse y ahora a nosotros nos llegan constantemente informaciones de ciudadanos y asociaciones que llevan meses esperando por una cita con el alcalde y algún/alguna concejal, a no ser que anuncien su asistencia a un pleno o hagan cualquier denuncia a través del Partido Popular, que entonces sí se adelantan las fechas.
Otro de los propósitos no cumplidos fue la participación ciudadana. Como ya hemos denunciado en muchas ocasiones, a través de mociones presentadas para su debate en pleno (aprobadas e incumplidas) y a través de medios de comunicación, hay muchos órganos consultivos (herramientas fundamentales para promover la participación ciudadana) que nunca se convocaron, como por ejemplo el “Consello Local do Maior” o el Patronato de Turismo, pero hay otros que ni siquiera se han constituido en esta legislatura como el “Consello Económico e Social”, el “Consello Veciñal” o el Patronato de Cultura, entre otros. No podemos olvidarnos de aquella propuesta estrella titulada “el concejal número 22” que iba a “ser la voz de los vecinos” y que nunca llegó a ver la luz.
Esta semana creo que el gobierno socialista de Vilagarcía cruzó una línea roja en cuanto al tan prometido diálogo. Siendo el Partido Popular el principal grupo de la oposición y el único de la corporación que pidió una reunión (el 30 de octubre de 2017) para estudiar los presupuestos, una semana después de empezar la segunda ronda de consultas, y de haberse reunido ya con todos los demás representantes de la corporación, ni siquiera tenemos convocatoria. Me parece de tal falta de respeto político que dice muy poco (o mucho) de los gobernantes que tenemos en nuestra ciudad.
Nosotros ya tenemos asumido que al PSOE sólo le interesa hablar con sus socios de gobierno: BNG Y Miguel Alves, porque saben que con sus votos les es suficiente para aprobar el presupuesto, pero qué menos que escuchar nuestras propuestas. Eso es lo mínimo que cabe esperar en un gobierno que se dice “democrático”. En la primera reunión para estudiar las cuentas que regirán el próximo año, se nos emplazó a revisar la escasa documentación entregada y a preparar propuestas para un encuentro posterior que se celebraría en dos semanas. Pues aquí estamos, con nuestras propuestas preparadas y esperando que se dignen a abrir las puertas de alcaldía a los representantes de miles de ciudadanos, por cierto, sólo 883 menos que ellos, aunque sea por protocolo y cortesía, mientras el gobierno se mantiene en esa actitud de prepotencia infinita y de incumplimientos constantes.
Nosotros sabemos que gobernar es muy difícil y que las críticas molestan, pero eso no puede ser justificación para marginar a un partido que representa a miles de ciudadanos y que está haciendo su labor de oposición, que no es otra que hacer un seguimiento exhaustivo de la gestión del gobierno y transmitirle a éste las quejas y propuestas de los ciudadanos
No entiendo cuál es el objetivo de esta actitud tan pobre, pero si lo que pretenden es desgastar nuestra labor, que ni lo sueñen, a nosotros no nos van a cansar, ya pueden seguir con sus desprecios, sus malas mañas y sus incumplimientos, que nosotros seguiremos haciendo una oposición responsable y de propuestas, aunque eso suponga hacer crítica y este gobierno con la piel tan fina, se moleste. Nosotros estamos muy tranquilos, mucho más que el gobierno, y con los deberes hechos. Sólo nos queda decirles a nuestros vecinos y vecinas que paciencia, ya quedan menos de 500 días.

Comentarios