• Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Las propiedades de Defensa en A Coruña

Hoy hablaremos de las propiedades en venta que posee en A Coruña el Ministerio de Defensa,

Hoy hablaremos de las propiedades en venta que posee en A Coruña el Ministerio de Defensa, que son diversas; entre ellas las ubicadas en la Maestranza y La Grela, donde se ubicó el cuartel de Automóviles. Por todas ellas dicho departamento de Guerra aspira a embolsarse la “módica” cifra unos 40 millones de euros, cosa imposible de recibir por dichas parcelas, debido a que su valor no alcanza ni al 10% real del precio de mercado. Se puede pedir esa cantidad, pero otra cosa es comprar trigo. La realidad desvirtúa la ficción en que se halla inmerso ese ente gubernamental. Pero si nos atenemos a los referentes históricos el suelo del que disfrutó Defensa fue adquirido por los impuestos de los coruñeses y comprado por el propio Ayuntamiento con los fondos públicos para ser posteriormente entregado al ramo de la Guerra.
De modo que en la sesión plenaria del 20 de diciembre de 1940, el Consistorio coruñés acuerda ceder al Estado 180.000 metros cuadrados, (de los que 50.000 serían para Ingenieros, 80.000 para Transmisiones y 50.000 para el parque de Artillería) para edificar los cuarteles de Ingenieros, Artillería y Parque de Automóviles, situados en La Grela con acceso a dos carreteras y cuya cesión se hizo libre de gravamen y definidos sus linderos, acompañados de los títulos de pertenencia de cada finca adquirida. Los terrenos se donaban para la construcción de los cuarteles, para alojamiento de las fuerzas militares, transcurridos diez años sin que la edificación se llevase a efecto, quedaba el acuerdo nulo y sin validez, pasando los mismos a ser propiedad municipal.
Pero dichos terrenos son aceptados mediante orden ministerial del 12 de noviembre de dicho año, de los cuales se haría cargo el ramo de la Guerra. Adquiriendo, según sesión del 31 de marzo de 1947, en La Grela 80.000 metros cuadrados. Destinados al cuartel de Transmisiones, mediante un préstamo de 800.000 pesetas, e iniciando la compra de las parcelas precisas por parte del Ayuntamiento, que se prolonga hasta 1953. El problema radica en el cambio de cesión que hace la municipalidad al entregarlos en plena propiedad y sin reserva alguna al ramo de la Guerra y que habrían de ser utilizados para los fines específicamente militares. Al cambiar hoy de uso, el Ayuntamiento podría solicitar la reversión de los terrenos, al dejar de ser utilizados para aquellos usos, cuyos fines han cambiado y, por tanto, aquella cláusula deja de tener efecto, por lo que los mismos deberían pasar directamente al Ayuntamiento como propietario del suelo adquirido en su momento y entregado en cesión al ramo de la Guerra en relación con los fines militares.
No es ético ni moral que el ramo de la Guerra, haya recibido estos terrenos sin desembolsar un duro y ahora pretenda sacar una gran tajada por ellos.