• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Acatar, atacar y detectar

 un servidor, aviso a navegantes, no solo acata las decisiones judiciales

 un servidor, aviso a navegantes, no solo acata las decisiones judiciales sino que,  además no se me ocurriría nunca atacar a doña justicia, esa señora mayor, con un ojo vendado que es la efigie que ilustra a sus señorías, esos señores con puñetas, que otra vez son noticia. 
Leemos: el juez que se opuso a que testificara Rajoy en sede judicial y que rechazó condenar al PP por lucrarse con Gürtel, será ponente del juicio de la caja B, esa cosa que en el PP de forma oficial no les consta, pero que todo el mundo habla y algunos escriben (Bárcenas, de puño y letra según peritos calígrafos) y otros confiesan la verdad de alguna cita de ese diario que el tesorero del Partido Popular se resistió, unas veces sí y otras no, a conocer y es que los “sms” de Mariano son muy convincentes…
El señor don  Ángel Hurtado, de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional fue ratificado a pesar de los recursos presentados por Izquierda Unida, PSOE y el colectivo de abogados encuadrados en ADAE. Mucha suerte don Ángel y ya sabe de antemano  que acataremos sus sabias decisiones, aunque muchos expertos detecten alguna cosilla que les lleva a presentar un recurso.  
Otro asunto relacionado con doña Justicia –será, digo yo, ilustrísima o excelentísima– tiene muy enfadadas a la asociación de mujeres juristas Themis que está hasta el gorro (no sé si ellas usan o no puñetas, pero ¡puñetas!, tienen razón) pues dos de los últimos acusados de asesinar a sus parejas tenían orden de alejamiento que al parecer es lo mismo que si tuvieran un tio en Cuba. Y cansadas, y sabiendo de lo que hablan, reclaman a los jueces, fiscales, y al resto de los operadores jurídicos, a la policía, a la Administración que asuman y corrijan los posibles fallos en los que las víctimas son asesinadas pese a pedir ayuda. 
Y de ahí las denuncias, las críticas, los cabreos; además de atacar el sistema actual, piensan al detectar los fallos, pedir responsabilidades. 
Piden activar ya “el Pacto de Estado contra la Violencia  de Género”, un gran acuerdo aprobado por el Parlamento en septiembre, dotado con doscientos millones de euro para completar la lucha contra esta lacra, la peor pandemia que sufrimos, que, además de educación, precisa de medios materiales y, por lo que se ve y denuncian muchos profesionales, mayor atención de las administraciones. Hay que detectar los fallos y  atacarlos de raíz.