• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Aún queda mucho chorizo

Ya sé que estas no son las noticias que le gustan en Moncloa y que aparecen en algunos medios para rebajar la euforia de la propaganda que nos venden desde el Gobierno.

Ya sé que estas no son las noticias que le gustan en Moncloa y que aparecen en algunos medios para rebajar la euforia de la propaganda que nos venden desde el Gobierno. Y es que igual que los romanos descubrieron que era bueno que sus jefes llevaran al lado a un “paisano” que les recordara a cada paso que eran de carne y hueso como los demás, es importante que quienes manejan la caja del pan sepan que nosotros tenemos que estar alerta para buscar allí a los chorizos. Un servidor, por ejemplo.
La ración de hoy: los directivos de Ferrovial que confesaron haber dado dinero a la trama catalana de CDC salen absueltos gracias a una legislación laxa con los corruptores. Y la señora de la balanza tapándose los ojos.
Las cinco grandes eléctricas ganan alrededor de nueve millones de euros en cuatro años mientras recortaron su plantilla en un diez por ciento. El Gobierno de la Comunidad de Madrid, del PP con ayuda de Ciudadanos, ocultó documentos relacionados con el Canal de Isabel II, investigado por corrupción. La compra de la empresa brasileña Emissao fue una operación fraudulenta y se cometieron delitos societarios, administración desleal, apropiación indebida, blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos. Otro rejón al PP del “no me consta”, “yo no sé nada”. 
El Tribunal de Cuentas denuncia el descontrol de Hacienda sobre los privilegios fiscales de la Iglesia gracias a Montoro, que se está ganando el cielo. Y nosotros en este infierno. Es que somos más buenos, y tiernos que el pan.
La Policia Judicial investiga a la Junta de Andalucía por favorecer, presuntamente, a un “cártel” de empresas de alquiler de helicópteros. Las irregularidades ascienden a treinta y cuatro millones de euros.
Las empresas de las autopistas quebradas (R-3 y R-5), que van a ser rescatadas por la administración, extraviaron datos contables, claves para calcular la indemnización que por contrato, tiene que calcular la Administración.
Romay Beccaría, seguidor de Fraga, padrino de Feijóo, reconoció, ¡qué remedio!, toda la “merde” del Partido Popular que se pierde en los tiempos…
En Valencia nueve empresarios explicaron “polo miudo” como funcionaba Gürtel. Todo apunta a Génova, pasando por Camps y compañía…
Aquí en Galicia tiemblan los “populares”, pues Crespo, que fue un alto cargo del PP de Fraga, prometió al fiscal contar todo lo que sabe y permanece oculto. Tanto chorizo y nosotros más buenos que el pan.