• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Enfrentados a la historia

josé maría villot


este fin de semana en Sevilla el Partido Popular se enfrentó de nuevo a otro de los muchos asuntos turbios que jalonan su historia. Y, cada miércoles de noche (tres millones y medio de telespectadores), las huestes de Rajoy se ven reflejadas en el espejo que recrea la historia del contrabando en Galicia.
Desde el fume hasta “a fariña”. Y es que se nos cuenta que entre 1980 y 1990 las donaciones ilegales llegaron a los mil millones de pesetas a las arcas del partido de la gaviota.
Y es que en esa historia, hecha libro, luego serie televisiva y, en medio portada de todos los periódicos del mundo mundial, cuenta cosas como que “Terito”, uno de los principales “protagonistas” fue condecorado con la insignia de oro y brillantes del PP, según publicó en su día “Novas de Galicia” o que se cambió la fecha de la procesión de la Virgen del Carmen, para facilitar un desembarco de droga.
Perfecto Conde cuenta en un libro sobre el tema que llegó a celebrarse una reunión en el parador de Cambados para señalar las aportaciones económicas a la campaña de Fraga.
Y se nos dice que los principales protagonistas de la serie, contrabandistas de fume y fariña, se reunían con frecuencia en Pontevedra con Mariano Rajoy, que era entonces presidente de la Diputación.
Manuel Rivas cuenta sus experiencias (fue amenazado de muerte por la banda) y, en un programa de investigación de la Sexta se cita que “Ruiz-Gallardón en un informe interno ratificaba la financiación de ese “grupo” al Partido Popular (entre mayo de 1989 y abril de 1990) cifrándola en 293 millones de pesetas.
Pero además de los libros, la serie y las miles de páginas de la prensa figuran testimonios de aquellos protagonistas. Fernández Padín dijo en la tele que “contrabandistas y el PP eran lo mismo”.
Bea Gondar declaró que “su voto llevó a Rajoy a la presidencia de la Diputación” y Oubiña reconoció haber entregado “dinero en mano” al partido y, como él, muchos más.
Esa historia está protagonizada por Albor, que se reunió con los contrabandistas en un parador en Portugal, prometiéndoles que no irían a la cárcel; Fraga, que mantuvo reuniones con ellos.
Hay un capítulo que aún no tiene serie televisiva: el viaje en yate de Feijóo a un lugar donde había nieve. Y está la Púnica, Lezo, el Canal de Isabel II, etcétera, etcétera, y el master de Cristina Cifuentes. Esa es la historia del Partido Popular.