Viernes 16.11.2018

Es para preocuparse

el Sr. Feijóo, que pasó de ser el candidato ideal a suplente para un futuro incierto,

el Sr. Feijóo, que pasó de ser el candidato ideal a suplente para un futuro incierto, está tranquilo si el señor Casado. Demás de tirar balones fuera de tirar balones fuera sobre su archiconocido caso Master, también lo está.
El asunto sigue trayendo cola: en los recientes “movimientos” de escalafón en la Policía Nacional, se apartaron los ciento y pico de aspirantes que tenían en su currículo un master de la Universidad Juan Carlos…por si las moscas.
El asunto que tiene muy tranquilos ¿?, incluido don Alberto, protagoniza cada día más chistes. Este por ejemplo: si te apuntas al gimnasio “de la Juan Carlos” adelgazas sin ir a clase…
Aquí estamos preocupados con el precio de la gasolina (la segunda más cara de España) por el céntimo para “sanidad”, que no sabemos dónde está pues los sanitarios y los enfermos se quejan del desmantelamiento por parte de la Xunta de la sanidad en Galicia.
Aquí estamos preocupados y asustados por la “irresponsabilidad” de la Xunta ante el alto riesgo de sufrir incendios con un conflicto abierto con los agentes forestales y medioambientales que reclaman un nuevo acuerdo laboral y avisan que ante el menosprecio de la administración autonómica, seguirán su lucha…
Y anda “mosqueado” el personal al conocer las cifras que ingresa Galicia por el IVA al enterarse que ha subido un ocho por ciento y que la renta es la que más aporta y las sociedades menos…Ahora, que Madrid promete devolver lo que se dejó en las uñas Montoro tiempos atrás, el asunto es si los millones paliarán los problemas de la sanidad, la dependencia, la desigualdad, por no hablar de mejorar las infraestructuras de la comunidad.
Y unos está preocupados y otros ocupados ya que tras el paréntesis vacacional la maquinaria judicial volverá a ponerse en marcha con la operación Cóndor, el caso de los cursos de formación que nunca existieron o la rama del muy caído árbol de la Gürtel que dejó sombras en Galicia de la mano –mejor de la carpetitas con goma- del ex secretario de organización del PP gallego, el señor Crespo.
Y si echamos una ojeada más allá del telón de grelos, nuestro asombro tras conocer la historieta de los submarinos que, o no flotaban o no “cabían” en el puerto, hay que unir la de los aviones de nuestro ejército del aire castigados a no intervenir en unas maniobras pues se “les escapan” los misiles… Ahora solo falta que la cabra de la Legión se ponga en huelga.

Es para preocuparse
Comentarios