sábado 30.05.2020

Paisaje y paisanaje

odo ha cambiado: calles, plazas, carreteras, jardines. Ir al cine, tomar una copa en el bar de siempre, Las jornadas del gimnasio donde dejabas el sudor y las discusiones sobre política, el Depor y la actividad de nuestros ediles. 
Y si echamos una ojeada al paisanaje nos encontramos con esos ciudadanos, verdaderos patriotas, con bata blanca o verde. Los taxistas y transportistas. En el super y o el quiosco. Con uniforme o de calle. En el balcón expresando su indignación o su gratitud, según sea la ocasión, y una serie de héroes del que nunca conoceremos sus nombres pero que se han dedicado, a la chita callando, a ayudar a los vecinos y a colaborar en mejorar la situación de los que no tienen casa a donde ir. YH también nos encontramos con que nos “pilló en bragas” por usar una expresión coloquial. No hay material para los sanitarios, faltan profesionales y el aviso llegó tarde, muy tarde, según la propia Organización Mundial de la Salud.
 Otro asunto: Felipe VI, en una insulsa intervención pidió fe, esperanza y quedarse en casa. Una ruidosa cacerolada, acompañó el discurso. Nos recordaba la frase de “que buen vasallo si hubiera buen señor” que figura en la historia .Hay video circulando por ahí con “otro” discurso del monarca que es muchos más divertido. Búsquenlo en internet.
 Pero nos han quedado más frase para los nuevos historiadores: el líder del PP, empeñado en su lucha por destacar ante sus principales rivales (Vox y Ciudadanos) después de afirmar que se ponía al lado del ejecutivo demandó al gobierno a que “le contaran la verdad siempre a los ciudadanos”, lo que tiene maldita gracia de un partido que mintió con el Prestige, el 11-M y la guerra de Irak. Casi todo cuela ahora que “estamos todos juntos en unión”, pero no tanto. Se nos ha dicho que corren malos tiempos para la economía. Pónganse en lo peor pese a las promesas del ejecutivo. 
La otra parte tiene quien la defienda. Desde la bancada de la derecha el otro día en el hemiciclo pidieron caridad para con los empresarios ¡como si fuera poco lo prometido! Hay otro tema a debate: qué pasa con los consejeros, directores generales, etc., de las autonomías que tanto piaron por conseguir la transferencia de la sanidad. Y esto va para largo. Paciencia, solidaridad, quedarse en casa y sentidiño. 

Comentarios