• Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

Sobraban los motivos

Pasó lo que pasó y ¡a barajar! El resultado nos deja un futuro imperfecto, pero no será posible volver a un pasado de corrupción como el sufrido.

Pasó lo que pasó y ¡a barajar! El resultado nos deja un futuro imperfecto, pero no será posible volver a un pasado de corrupción como el sufrido. Sobraban motivos para intentar echar al PP de Mariano Rajoy y no solo por dignidad, sino por otras muchas razones: sobraban los motivos. Y, repito, no solo por el reciente fallo judicial, ni por las mentiras y amenazas (se hunden las bolsas, esto es el caos, vienen los malos), que eran otras tantas mentiras de las muchas que mantuvieron el relato del PP. Sobraban motivos tras años de incompetencia, años en los que los conflictos políticos y sociales no solo no se arreglaron sino que se multiplicaron por malas leyes o por la ausencia de leyes. El derroche, no solo poniendo la mano, sino la pérdida del dinero de todos en favor de los amigos –ahí están las radiales, ahí tenemos la operación Castor– con el órdago de la amnistía, reprobada por el Tribunal Constitucional,  por citar algunos de los casos que coronan una infame forma de gobernar.
Sobraban los motivos, como repetían día a día en la calle miles de miles de ciudadanos pidiendo una medicina mejor, una educación bien dotada; la puesta en marcha, con la suficiente dotación, de la ley de ayuda a los dependientes. 
Cáritas, de nuevo, nos habla de la pobreza infantil. Las estadísticas replican a la publicidad gubernamental con las cifras cada día más largas de las listas de espera. El Instituto Nacional de Estadística, otro rejoneo a la política marianista: la brecha salarial sigue. Las mujeres cobran un 22,3% menos de sueldo bruto anual que los hombres y la remuneración en los últimos años creció alrededor del 0,2%, mientras el número de “cresos” aumentó en un 38%.
Sobraban los motivos con solo escuchar al llamado M.Rajoy, en los papeles de Bárcenas –a los que la justicia cree– retorciendo la sentencia que les tacha de corruptos con pruebas irrefutables que han contado con la confesión de los que corruptores y corruptos reconocieron y que tienen 420 representantes juzgados. Da grima escucharle relatar los casos de corrupción del PSOE para acabar con algo parecido a “los bomberos no nos pisamos la manguera”. Traduzco: yo corrupto, tu corrupto. Amigos para siempre. Así es el PP, intentando repartir mierda para tapar la propia.
Había motivos para presentar una moción de censura. Y, al final, dimite Zidane. Otra mala noticia para M.Rajoy. Ahora, para probar otro banquillo, sobraban los motivos.