Martes 11.12.2018

Tienen razón: lo estamos

Ya lo sabíamos. Primero fue desde el Congreso de los Diputados,

Ya lo sabíamos. Primero fue desde el Congreso de los Diputados, con aquello de “que se jodan” referido a los pobres de pedir y a los que, pobres, no tenían trabajo. Los que demandaban justicia y pan.
Más tarde –ciertamente antes fue José María Aznar– los que nos dedicaron una “peineta” que tenía la misma traducción que el eructo lanzado desde la bancada que ocupa el Partido Popular.
Ahora, y de forma ya oficial, muy comunicativa, la directora del Centro de Comunicación de Moncloa nos repite “que se jodan”.
La verdad es que vienen haciéndolo desde que llegaron al poder y sus víctimas, que no tienen otras armas que su voz en la calle, reciben el desprecio y el insulto de quienes nos gobiernan y del partido que les presta su apoyo.
En esa lista están los jubilados, los médicos, los jueces, los estudiantes y un amplio etcétera del que únicamente se salvan los del Ibex 35. 
Pero es que además, y en grupo, violan nuestros derechos con las leyes mordaza, que suponen una patada sobre la libertad de expresión, y violan nuestros derechos a una sanidad digna, una educación eficiente y una justicia rápida.
Estamos fastidiados, “fodidos”, y cabreados cada vez que la realidad desmonta la propaganda del gobierno.
Así se sabe que alrededor de cinco millones de personas viven entre el paro y la pobreza laboral.
Y hay, además, otro grupo similar de “personas vulnerables ante el empleo”, según los datos que hace públicos la propia administración, que, imaginamos, M punto Rajoy no lee entretenido con el marca.
De esos casi diez millones de ciudadanos, la mayor parte se encuentra en paro, otros con trabajos precarios que significan pobreza laboral y la mitad con un alto riesgo de continuar atrapados al no encontrar nuevo empleo.
Añadan que dentro de un año solo el veinticinco por ciento recibirá algún tipo de ayuda o prestación.
Con todo esto, el personal se divierte con las últimas noticias que aparecen en las crónicas informativas sobre los tribunales que acaparan desde las filas del Partido Popular e incrédulos cuando las encuestas anuncian que los populares cuentan todavía con el apoyo de uno de cada cuatro votantes.
Serán esos los que no están hartos, cabreados y jodidos.

Tienen razón: lo estamos
Comentarios