lunes 21/9/20

Matemáticas políticas

Las matemáticas están consideradas como una ciencia exacta

as matemáticas están consideradas como una ciencia exacta, mientras que la economía, que también se maneja con números, no lo es, porque todo fluctúa en función del prisma con el que se vean y analicen las cifras. La economía ocupa ahora el epicentro de la arena política en Cambados. El PP eleva hasta el millón de euros las facturas que el Concello tiene sin pagar, algo que desde la institución local no comparten porque, precisamente, ven los números, los mismos números, desde otra óptica perfectamente válida como también es la otra.
Esto sucede porque la matemática es una ciencia exacta, como la astronomía, y la economía es una ciencia social, por lo que no produce resultados que puedan ser calculados de una manera objetiva, sino que encierran un grado relevante de subjetividad.
De este modo, Luis Aragunde, portavoz del PP, y Xurxo Charlín, concejal de Economía en Cambados, ante los mismos datos, pueden ver el vaso medio vacío o medio lleno teniendo ambos su razón en el argumentario que quieran expresar. De lo que no hay duda es de que el Ayuntamiento debe realizar un esfuerzo para sanear sus cuentas, pagar a proveedores en los tiempos estipulados por la ley y cumplir con el resto de las obligaciones propias de una administración local.
A partir de ahí entra el juego político acerca de lo que conviene o no para que los números casen de manera adecuada. Y también forma parte de esta partida con horizonte electoral el desgaste de los cargos públicos electos por el partido contrario y eso es lo que están haciendo los populares al solicitar la convocatoria de un pleno extraordinario en el que el único punto en el orden del día es reprobar la gestión de Xurxo Charlín al frente del área económica del Concello y como castigo dejarlo sin salario. El resultado de la votación dependerá, como casi todos, del edil de Pode. José Ramón Abal Varela, enfrentado a su socio de gobierno desde hace semanas, puede caer en la tentación de dejarse llevar por la bilis y gestar su venganza particular ante tanto agravio que dice haber sufrido por parte del munícipe en cuestión, pero antes de levantar la mano hacia un lado o el otro, o incluso optar por la abstención, debe reflexionar si la postura que va a adoptar abre la caja de Pandora y el viento que salga de ella sea tan fuerte que incluso haga tambalear su silla con otra propuesta similar al pleno por parte de otro grupo político.
La alcaldesa, Fátima Abal, fijó la sesión para el próximo 28 de diciembre, una fecha señalada, a la que los partidos que integran el cuatripartito deberían ir con los deberes hechos y eso lleva consigo el anuncio de si se mantiene el pacto que Abal Varela dio por roto o se reconduce la situación para que de una vez por todas la noticia en Cambados sea la gestión en lugar de la división.
Mientras, el PP hace lo que le corresponde como partido en la oposición que, pese a ser la fuerza mayoritaria en el municipio, no gobierna por una cuestión de matemáticas.

Comentarios