• Domingo, 23 de Septiembre de 2018

60 años de paz en Europa

Tenemos la obligación de recordarle a las nuevas generaciones las calamidades

Tenemos la obligación de recordarle a las nuevas generaciones las calamidades que pasó Europa antes de estos 60 años, para no repetir  nefastos errores.
En 1957 se firmó el Tratado de Roma, que leído al revés dice amor,  amor por a La Paz. Así Robert Schumann y Jean Monnet considerados los padres de la idea de Europa, en 1951 habían inspirado  la idea del Tratado de la CECA un tratado de la industria del acero y el carbón, pilares básicos de una economía de guerra y la alianza para la producción y comercialización, alejándose de los peligros de una nueva guerra.
La CECA es el origen de la CEE,conocido popularmente como el Mercado Común, luego UE.  Hasta entonces lo normal eran las  constantes  guerras entre los estados vecinos destacando la guerra entre Francia y el Reino Unido que duró 80 años, la Primera y la Segunda Guerra Mundial.
Hay que ver cómo las guerras son provocadas por intereses de unos pocos, lo mismo que unos pocos son capaces de evitarlas por el interés general, como pasó con los representantes de los seis países fundadores, Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo. 
Después de la Primera Guerra Mundial en 1919 se fundó  la Liga de Naciones, de donde procedía Monnet , pero la diplomacia no pudo evitar la  Segunda Guerra Mundial.
Con la firma del Tratado de Roma en 1957 Europa dejó de tener guerras que tantos millones de muertos causo y destrozando los recursos causando inmenso dolor y hambre, pero al entrar en él uso de la razón humana, Europa empezó a crecer al dejar de pelearnos, consiguiendo los avances sociales los mejores del mundo, hasta que los gobiernos fueron neutralizados por los grandes grupos económicos especulativos procedente del exterior escondidos en la  globalización depredadora que dejó a más de 20 millones de parados en la UE, y muchos millones sin techo, y sin cubrir las necesidades primarias y en nombre de la  democracia la gente sufrió brutales recortes, y se salvaron los causantes de la crisis, se hicieron  más ricos con la crisis. 
No es de extrañar que los principales dirigentes de la UE proceden de los bancos que causantes de la crisis económica en el mundo, muchos procedentes del banco Lehman Brothers, Mario Draghi presidente del  banco central europeo (BCE) y otros, el primer ministro nombrados a dedo de primer ministro de Italia, Mario Monti, o el ministro de Guindos en España. Los poderes económicos tienen controlados a los políticos de los gobiernos que nosotros elegimos.
Lo que está claro que es que hoy en día la UE carece de políticos con visión de conjunto y de futuro, hay demasiados interés corporativos y falta la política  y están atrapados por el llamado Consenso de Washington, sin proyectos de interés general, para la UE, repartes muy mal y administran peor. A diferencia de los fundadores de la Unión Europea, donde había cuatro políticos y un solo empresario: esto es, Jean Monnet, socialista, Paul Henri Spask , y tres democristianos Rober Schuman, francés, el alemán Konrad Adenauer y el italiano Alcide de Gaspari. Lo que deja claro que la UE carece de políticos como los fundadores al estar dominada la cosa pública por tecnócratas puestos por interéses privados  y eurodiputados rebaño incrustados en las instituciones democracias.
Los especuladores están organizados y poseen los recursos, tecnologías para operar a nivel global, trasladando  capitales a paraísos fiscales con tan solo  tocar una tecla,  y medios  de comunicación para manejar las conciencias de la opinión pública, poniendo en peligro la convivencia por ser los culpables de la aparición de los populismos y nacionalismos provocadores de las guerras del pasado.
La UE tiene que dejar de ser propiedad de jugadores de casino y de una grave enfermedad, la avaricia. Los políticos de pura cepa tienen la obligación de rescatar  las instituciones para él pueblo soberano antes de que sea tarde, ya no comulgamos con ruedas de molino.