lunes 14.10.2019

Ahora tocan elecciones locales

n las elecciones generales que acabamos de celebrar hubo un cambio de colores, pasando del azul al rojo en todo el territorio español, salvo cuatro provincias de la renta más baja  de España, dos de Galicia, Ourense y Lugo.
A mí me parece que votaron al PSOE como castigo al PP porque en la calle no se percibía mucho entusiasmo por Pedro Sánchez,  aunque  fue el que  transmitió más respeto por la persona, se  mantuvo firme en sus promesas sociales y durante meses de gobierno ha hecho justicia social y muchas personas lo percibieron. Eso y unas derechas divididas, un lenguaje virulento incluso peleándose entre sí, y a veces sumándose a la intifada por sacar a Sánchez de la Moncloa sin más razonamientos han asustado a la gente,  salieron a votar en un porcentaje mayor de lo que hubo en Andalucía porque allí parte del voto de izquierda se quedó en casa para castigar al socialismo. También votantes de otros partidos de izquierda votaron al PSOE tal como pasó en 1982 para que no pasara la derecha,   especialmente el PC.
Así que el PSOE y en especial Pedro Sánchez tienen la oportunidad de modernizar las administraciones públicas con transparencia y profundizar en la democracia empezando por su partido que no funcione al margen de  la Constitución porque hasta ahora los distintos gobiernos en poco la tuvieron en cuenta al calor de la bonanza con los ingresos de la venta de empresas públicas y la llegada de fondos europeos, pero eso, tocó fondo por lo que ahora hay que gestionar y gastar mejor sin despilfarrar,  lo que requiere buenos profesionales y buenos políticos que se pongan de acuerdo para resolver los problemas que ahí siguen pendientes. Para ello el gobierno debe de ser más fuerte que los bancos y grupos económicos de presión que están para especular sin producir nada.
Ahora el 26 vienen las elecciones locales y por ser las más próximas al ciudadano/a debemos elegir al mejor candidato porque a quien más y a quien menos los conocemos  En estas ya no juega tanto al partido. Los alcaldes influyen mucho en la calidad de vida de los ciudadanos más de lo que algunos piensan. No se debe basar tan solo en obras faraónicas como hasta ahora, ya vimos los miles de millones tirados en obras inútiles, sino en otras cosas más pequeñas, como la calidad de los servicios diarios que se necesitan del Concello.

Ahora tocan elecciones locales
Comentarios