• Martes, 13 de Noviembre de 2018

Chapuza en el Parlamento

Esto es una chapuza. Con la abstención del PSOE

Esto es una chapuza. Con la abstención del PSOE dieron carta de naturaleza a la corrupción en España, a cambio de nada para el partido y los votantes. El segundo de partido de España  camino de  conquistar la cola. Aquí  en este país las palabras, promesas, y programas de los políticos no valen nada. Hoy dicen no, y al día siguiente dicen sí, sin haber motivos a la vista para cambiar. El PSOE acabó  haciéndose el haraquiri dejando atónitos a los que hemos militado más de 30 años con responsabilidades públicas. Han dejado desconcertados a sus votantes. Los nuevos partidos, digamos Podemos y Ciudadanos, carecen de visión de futuro y su actitud  hizo posible que se consolide el partido más corrupto de la UE. Como sigan así debemos manifestarnos para que respondan de sus incumplimientos. Hay  que poner las cosas en su sitio, ya está bien de engañarnos y de tomarnos por tontos, ya hay los suficientes con los que quieren afianzar un gobierno de la marca España, por razones varias, pero pocas por el interés general.Vemos a diputados en el Parlamento con alardes dialécticos, pero nos dejan la casa sin barrer. No se habla  lo más mínimo de los problemas que padece nuestra sociedad, y cuando lo hacen, no dicen como los van a resolver. Unos lo ven negro, el gobierno lo ve de maravilla, eso sí, con la coletilla de que todo es mejorable, para quedar bien ante el tendido.
Desde luego, hay que concluir que tenemos unos políticos que parecen cacatúas, sus palabras aburren, pero no por ello debemos desentendernos de controlarlos porque no hay otro camino para defender desde abajo el bien común. Para eso se hizo la democracia, para participar activamente.
Pero los tertulianos afincados en poderosos medios, de comunicación dan más importancia a la dialéctica parlamentario de Mariano Rajoy que a su mala gestión, y que a las  pésimas perspectivas de futuro. Es más importante el circo que la gobernanza, la educación la ética y la honestidad. Para que un país funcione es imprescindible tener confianza en sus gobernantes. Algunos medios de comunicación dan por bueno el triunfo de Rajoy, y del PP, a pesar de que como telón de fondo hay dos macro juicios, Gurtel por corrupción y tarjetas Black viendo como desfilan más de 200 personajes imputadas, por supuesta corrupción por saquear fondos y ahorros de los ciudadanos acabando con las cajas que tuvimos que rescatar con nuestros impuestos con una suma de sesenta mil millones  por orden del gobierno del PP para rescatar las cajas de nuestro país. El PP y Rajoy bien venden y el que recibe lo entiende. 
Gestionan  mal para nosotros, pero bien para sus patrocinados, para arrimar el ascua a su sardina, mientras la caja de las pensiones está por los suelos.