Jueves 15.11.2018

!!!La culpa es del protocolo¡¡¡

No hay responsables de la organización protocolaria del homenaje de los 40 años de las primeras elecciones.

No hay responsables de la organización protocolaria del homenaje de los 40 años de las primeras elecciones. Los políticos españoles llevamos 200 años liándola anteponiendo los interese personales y de partido, cargándonos 10 constituciones, y para una vez que se llego a un consenso entre la derecha y la izquierda democrática para la Constitución de 1978, se veta al Rey emérito al homenaje, que queramos o no fue el que encabezo la Transición democrática más larga de la historia de España. 40 años de libertad y progreso como en cualquier país democrático de nuestro entorno. No es que yo sea monárquico, dado que mi intelecto me inclina por la república, pero mientras tanto, respetemos el orden constitucional, y si hay que reformar  la de 1978  que se haga como hicieron con el Art. 135 para los recortes.
La  política de  enredo y la  cuestión táctica, oportunista para sacar más a votos nos devuelve a las andadas. Fomentan las malas relaciones políticas es fomentar la malas relaciones humanas, y no es democrático. Este  gobierno, como todos los anteriores, está al tanto y son participes en el protocolo que afecta a actos del Parlamento y en la Casa Real. Nos tratan como  tontos, que si  la casa real, que si la presidenta del Parlamento, que no quiso el Rey emérito para no sacar protagonismo a su hijo, otros dicen que se disgusto, etc. Es de un infantilismo total. Pues debemos saber quién es el responsable, no vale echarle la culpa al instrumento que es el protocolo, la culpa es del que lo maneja.
 La Constitución de 1978 es la base para la convivencia y merecen un respeto y reconocimiento todos los que la hicieron posible. Quisiera ver yo lo harían los nuevos fenómenos de la política en esa época con ruido de sables, el terrorismo de la ultraderecha y de ultra izquierda matando indiscriminadamente con  golpes de Estado de por medio. Se hizo una Constitución y pudimos votar libremente, otra cosa es que muchos derechos constitucionales se quedaron  por el camino, por no decir violados por muchos responsables en el poder. Pero eso puede ocurrir con la mejor constitución del mundo si no se respeta su contenido. 
A pesar de que no me siento especialmente monárquico,  como experto en protocolo y de relaciones públicas, no me cabe ninguna duda  que el Rey Emérito debiera estar presente en la celebración del homenaje  en el Parlamento.  Haber que ocurre cuando se celebre los 40 años de la Constitución de 1978 que está a la vuelta de la esquina. Debemos de respetar las reglas, tanto en la forma como en el fondo. Como se vino practicando esta democracia durante estos años es otro cantar. El Rey emérito, en casos puntuales como este, debe de tener su sitio, sin miedo a ensombrecer  al Rey Felipe XI.

!!!La culpa es del protocolo¡¡¡
Comentarios