lunes 22.07.2019

Es bueno recordar la historia para no repetirla

Mientras los políticos se dediquen a ataques personales menos tiempo les queda para resolver nuestros problemas. Mientras quieran vetar la Memoria Histórica menos reconciliación habrá. Nuestras guerras inciviles que tanto daño hicieron a España, y a los españoles como la del 36 que destrozó la buena Constitución de la II República que todos los militares juraron defenderla hasta la muerte, pero los golpistas siempre encuentran excusa para dar el golpe y quedarse con todo con la disculpa de restablecer el orden, obviando a los legítimos gobiernos a los que legal, moral y éticamente están bajo sus órdenes. Lo contrario es como si un empresario después de contratar a alguien para vigilar su negocio luego le amenaza con el arma para quedarse con todo.

En la transición democrática que ahora disfrutamos hubo más de mil muertos por ETA y golpes de Estado pero venció la democracia porque los militares se sometieron al mandato del gobierno y defendieron la democracia. Si los militares del golpe del 36 fueran disciplinados hoy tendríamos la Segunda República.

Los golpistas forman parte del paisaje español, por eso sacaron los tanques a la calle el 23 F para volver a poner su orden particular, pero la paciencia democrática venció.

Desde tiempos pretéritos siempre hubo y habrá la memoria histórica, como lo prueban las enseñanzas en todos los campos desde que salimos de la caverna a nuestros días. Así recurrimos al saber de nuestros clásicos siendo la base para mejorar la calidad de vida.

Los culpables son los que se oponen a la Memoria Histórica arrastrando a gente de buena fe, y otros insensibles manipulados para mantener su ideología para llevarnos  a otra confrontación, en vez de apoyar a las familias para recuperar a sus seres queridos en las cunetas y las que sirven de decorado en el  Valle de los Caídos, con uno de sus autores en medio para más inri.

A ver qué dice el Supremo sobre la retirada de los restos de Franco de ese lugar inadecuado y se facilita a las familias la entrega de sus seres queridos para darles digna sepultura y con ello cerrar las heridas reparando en lo posible el daño causado. La democracia tiene que  restaurar las injusticias como hizo el régimen franquista durante 40 años con sus caídos por Dios y por España.

Para ello hay recurrir a la memoria histórica para que jamás volvamos a las guerras inciviles.

Es bueno recordar la historia para no repetirla
Comentarios