• Martes, 25 de Septiembre de 2018

Gobiernos títeres

Según la estadística de Credit Suisse, el 1% más rico tiene tanto patrimonio como todo el resto del mundo.

Según la estadística de Credit Suisse, el 1% más rico tiene tanto patrimonio como todo el resto del mundo. Y según El Económica.es, los ricos de España cuadriplicaron su riqueza sobre los pobres tras la crisis económica de 2008. La egolatría sigue planificando un diabólico plan para hacerse más ricos en detrimento del 99% del resto de la población.
Por eso la brecha entre ricos y pobres va en aumento porque el capitalismo inmoral no se da saciado, engancho más que la droga dura, con gobiernos títeres a su servicio como queda  demostrado día a día como las declaraciones del gobernador del Banco de España, puesto por el gobierno, permiten que  los bancos y empresas constructoras pongan condiciones leoninas y engañar a los clientes para después rescatar con fondos del Estado que son de todos; y ahora hace saber a los pensionistas que en caso de no llegar a fin de mes vendan el piso para cubrir sus necesidades y a vivir debajo de un puente.
Por otra parte el Gobierno sienta las bases para planes de pensiones privados en los bancos porque el sistema público dice que no es sostenible. El gobierno tiene agallas para dar 60.000 millones de euros a la banca dejándola libre para hacer las cuentas de Juan palomo, darle 3.000 mil millones a autopistas y 1.500, al fracking petrolero de Florentino Pérez para no seguir provocando más terremotos, unos 500 en la zona. Quitan los pisos oficiales a familias para venderlos a fondos buitre y luego venderlos al doble para hacer ricos a los más ricos a costa de crear miseria. Hay que parar este capitalismo salvaje.
La llegada del siglo XXI requiere reformar a fondo el sistema económico para una justa distribución de la riqueza evitando fomentar la desigual que este sistema premia las malas prácticas, engullendo a los gobiernos que nosotros elegimos.
La creación, el trabajo, el buen organizador, buen administrador, debe ser premiada, porque redunda en beneficio de la sociedad, pero el tráfico de influencias, la ingeniería financiera, normativas hechas a medida del especulador deben ser eliminadas. Muchas fortunas tienen su lado oscuro, pero tal como está montado la cosa es imposible llegar a descubrirlas dado el poder que tienen. Las ventajas fiscales, las quiebras provocadas son una forma más para enriquecerse. El gran fraude, pufos a la pequeña y mediana empresa es lo habitual. Las subvenciones a empresas de amiguetes, la corrupción empobrece y desanima a la población.