miércoles 17.07.2019

Los políticos a la greña

Es normal que los políticos confronten sus ideas para mejorar el bien común, pero lo que está ocurriendo no es confrontación de ideas sino enfrentamientos personales sin la más mínima colaboración tal como requieren los intereses generales. Con la caída de los dos grandes partidos PSOE y PP, precisamente por los ataques mutuos, olvidándose de hacer las reformas de las administraciones tan necesitadas, se pusieron a la greña, y solo se pusieron de acuerdo una vez, Zapatero y Rajoy, se reunieron un día, no para reformar la administración y evitar la ineficacia y el despilfarro, si no para modificar el él artículo 135 de la sagrada Constitución para salvar los bancos, lo que nadie entendió. Luego ya vino Rajoy y empezó con los recortes conocidos por los de abajo creando el cabreo. Por eso ahora los dos partidos que nunca se pusieron de acuerdo para lo bueno, los están pagando en las urnas.
Como consecuencia de todo eso aparecieron nuevos partidos con buenos resultados en las urnas, pero están pareciéndose demasiado a los viejos partidos, porque no entienden que el problema no es anular la Constitución de 1978, ni el Rey como dice  Podemos, o las autonomías como dice VOX, ni la constante propaganda contradictoria del PP, PSOE, y Ciudadanos, el problema es que los partidos se conviertan en fábricas de enchufados colocando a personas en lugares clave sin vocación de servicio, sin capacidad ni mérito. 
Ahora lo urgente es hacer que nuestras instituciones y administraciones funcionen con eficacia y así también funcionarán las actividades del resto de la sociedad.  Pero de esto no le oigo hablar a estos nuevos pichones, se parecen más a cantantes de karaoke, están desnortados. Algunos hablan más de república que de otra cosa, como si fuera la panacea. Ya  están peleando por la presidencia del gobierno, solo faltaba que se pelearan por la jefatura de Estado. Hay repúblicas bananeras como la de Burundi, y otras, que no resuelven los problemas de la gente. El hecho de que el Rey emérito cometiera errores no quiere decir que Felipe VI haga lo mismo.Y si ocurriera será por culpa de los gobiernos, partidos políticos, Parlamento,  medios de comunicación, y grupos económicos, que de sobra sabían las andanzas del Rey. Pero callaron. ¿No quedamos en que el Rey reina pero no gobierna?
Ahora lo importante es que tenemos un marco democrático para poder mejorarlo. Los republicanos de 1873, y los de 1931 lucharon por la republica como único medio para llegar a la democracia. Hay países con monarquías más democráticos que muchas repúblicas, y presidencialistas que ejercen más que monarcas. A los políticos de ahora lo que les falta es educación cívica imprescindible para cualquier político que se precie y ocupe un cargo público y dar ejemplo al resto de los representados.

Los políticos a la greña
Comentarios