• Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Mal por los separatistas

La CUP, partido anticapitalista y sus socios ya han consiguió sus primeros objetivos

La CUP, partido anticapitalista y sus socios ya han consiguió sus primeros objetivos, que varias empresas decidieran  marcharse de la tierra prometida para evitar los riesgos de un futuro gobierno aventurero desestabilizador que no sabe gobernar. Hace más de treinta años que la Generalitat vienen lavándole la cabeza a la gente de allí con inventos y mentiras nocivas para la sociedad catalana y por ende para la España como potencia competitiva a nivel europeo y global. Es muy fácil que un gobierno enfrente medio pueblo contra el otro medio. Los políticos que mienten y derrochan recursos para retorcer la realidad en beneficio de una retorcida ideología son un peligro social, la prueba está en no haber previsto la fuga de capitales, empresas y otras que no vienen por culpa de esa política de saltarse a la torera el Estado de Derecho con leyes que infunden desconfianza y rompen una sociedad por la mala cabeza de los políticos separatistas que inventaron el fracasado bono patriótico, para pagar un derroche de deuda de 70.000 millones que gastaron  en educar a la juventud para el independentismo.Han dejado claro que son un mal gobierno por no prever  las consecuencias de su acción política. 
Por lo de pronto el Banco Sabadell, genuinamente catalán, acaba de trasladar su domicilio fiscal a Alicante (Alacant), Caixabank también lo mismo a las Baleares, la Seat anuncia cambio, varias empresas de cava también, ciudadanos catalanes están sacando sus ahorros de los bancos en Cataluña para llevarlo a bancos de comunidades limítrofes, dos barcos turísticos con una capacidad de 2.500 habitantes en cada uno se desviaron a Valencia; agencias de viajes del exterior recomiendan a sus clientes que no viajen a Cataluña y otros anularon los viajes y los hoteles se quejan. A pesar de todo el vicepresidente Junqueras le quita importancia, lo que demuestra su irresponsabilidad. 
Todos estos visionarios productores de inseguridad jurídica de un país que hasta ahora estaba funcionando bien, con la  renta más alta per cápita de España, la están poniendo en peligro.Quieren conseguir un Estado que sea su finca particular marcando un territorio con una meada como hacen ciertos animales, sin tener en cuenta que tenemos una Constitución y unos estatutos que rigen las comunidades autonómicas.
Toda España pudo ver cómo dieron un golpe de estado dejando fuera a la mayoría de catalanes  representados por los diputados de la oposición, cambiaron las reglas de juego en medio del partido en el último pleno de la Generalitat donde machacaron los derechos de una mayoría de catalanes. ¿Con ese  supuesto estado a ver a donde iban a colocar tantos parados al desaparecer las  empresas? Que se enteren lo que vale la estabilidad y miren a Egipto que perdió el alto valor turístico por la inestabilidad política, consecuencia de la guerra contra la gente, la economía y la paz social. Lo mismo pretende la Generalitat, invertir fondos en organizar el descontento por falta de gestión de la cosa pública, aprovechando la crisis económica, la corrupción, un gobierno de España que solo hizo proclamas y soflamas, como el Gobierno catalán, no se podía esperar otra cosa de estos endémicos separatistas tengan o no tengan razón. No han explicado donde está discriminada Cataluña. Si tanto sienten la independencia, ¿por qué no la declararon durante el Gobierno de Franco? ¿Por qué ahora hacen uso y abuso de la democracia?