Sábado 17.11.2018

Un mundo mejor es posible

S e han cargado a Sadam Hussein, Arafat y posiblemente a Gadafi

S e han cargado a Sadam Hussein, Arafat y posiblemente a Gadafi y mi pregunta es: ¿se consiguió la paz, más libertad y calidad de vida de la gente en esos territorios?
Hay países que vuelcan todo su poder bélico contra otros con la excusa de imponer la democracia, pero no siempre es así, ocultan otros intereses egoístas y muchas veces lo ponen peor. Hacen un relato simulado a modo de caballo de Troya.
¿Quién  fomentó la primavera árabe y antes la guerra del golfo? ¿ Cómo  estaba y como está? Han eliminado a unos dictadores de envergadura pero la situación está peor que antes de Sadam Hussein, de Gadafi y de Arafat.
La intervención de occidente multiplicó las desgracias humanas en la zona buscando otras cosas inconfesables. Lo único que se consigue es aumentar el fanatismo del terrorista del estado islámico por exmilitares expulsados del ejército de Sadam Hussein.
Algunos analistas dicen que estas actuaciones bélicas responden a intereses por mantener y mejorar la seguridad del oro negro (petróleo), para mantener el statu quo de grandes grupos de intereses económicos y promoción y venta de armas que no solo se fabrican con fines de defensa, también por intereses económicos de sus fabricantes. Ya Eisenhower hace más de 50 años hizo la  advertencia del peligro del complejo militar-industrial que podía poner en peligro los  valores democráticos de EE.UU.
Los ciudadanos de a pie somos más pacíficos que muchos de los que nos gobiernan y siendo conscientes de que hay ciudadanos delincuentes y que para controlarlos no llegan las porras, pero serían  suficientes las armas cortas, sobrando tanques, bombarderos, cabezas nucleares y otras lindezas químicas letales para la humanidad como se pudo comprobar últimamente en Siria.
Las intervenciones de estados en los últimos años en la zona árabe han sido desafortunadas y todo por ese producto negro, feo y tóxico como es el petróleo causante de tantas guerras porque los estados más fuertes con presidentes más brutos como Trump, que se subió al burro de la violencia, simplemente porque su ceguera y egoísmo económico le impide ver su origen emigratorio y la destrucción del medio ambiente, causante  de catástrofes que parecen naturales, pero no piensan lo mismo los ecologistas, esos locos como le tildaban los gobernantes hace años y algunos de ahora, como el primo de Rajoy, según sus palabras, hoy lo confirman cientos y miles de estudios científicos. No es necesario ser muy experto para comprobar cómo nuestras ciudades están cada vez más contaminadas. Tampoco hay que ser muy perspicaz para observar que esa mierda tóxica que se quita de las entrañas de la tierra para expandir por el aire que respiramos causante de muchas enfermedades que sale más cara su curación que preventiva invirtiendo  en energías limpias, pero claro, aquí nos encontramos frente a tres grupos de intereses económicos espurios que se retroalimentan, a saber: petróleo, armas y laboratorios. Ambos son nomenclatura del sistema económico global.
 

Un mundo mejor es posible
Comentarios