Martes 20.11.2018

Religiones, poder y Semana Santa

pIor aquellos tiempos todos los poderosos de la tierra

pIor aquellos tiempos todos los poderosos de la tierra, cuyos poderes creían que les eran dados directamente por Dios, consistía en servir a sus súbditos; hoy, con mucha más razón nuestros gobiernos elegidos democráticamente, deben servir a lealmente a los ciudadanos/as. Pasaron más de 2.000 años y el ladrón ha sido elegido, y reelegido, por el pueblo en democracia, y la gente honesta y cívica no es reconocida. Hoy a diferencia del pasado, se elige al ladrón más rico que no pagó los impuestos como Donald Trump, “con la ayuda de Dios”, dijo, siendo elegido por los pobres!!! Jesús, Jesús¡¡¡, ¿qué  está pasando?
Está claro que los seres humanos necesitamos creer en algo, por eso la religión estuvo siempre presente en la vida de los humanos, por algo será que no hay trozo de la tierra que no tenga su religión, o creencias, pero la religión también vino evolucionando con el paso  del tiempo.
La que no lo hizo ha perdido adeptos. Las religiones también fueron utilizadas por el poder, para sus fines políticos, provocando guerras en abundancia, aun está pasando hoy en mayor o menor medida, en muchas partes del mundo. Las religiones son utilizadas como instrumentos espurios y farisaicos, en la vida normal, pero sus doctrinas no son tan malas, siempre que no sean manipuladas.
Sócrates introdujo las enseñanzas del uso de la razón a las personas, con ello ha contrariado a los gobernantes inspirados en los dioses. Por eso el poder de su época lo persiguió porque decían que corrompía la juventud. 
Pudo salvar su vida pero tenía que retractarse de sus convicciones, no lo hizo y lo condenaron a muerte por considerarlo un peligro público, igual que le pasó a Jesucristo, que como cuenta la historia  Bíblica, el  pueblo en vez de pedir que lo soltaran prefirió que soltaran a Barrabas, el ladrón.
Desde el principio de los tiempos los humanos siempre se preocuparon por saber que habrá después de la muerte.
Nunca se pudo llegar a una conclusión unánime sobre las cuestiones relacionadas con el alma, cuerpo y el espiritu. Filósofos, teólogos, antropólogos siguen preocupados por discernir sobre el tema que más preocupa a la humanidad.
Lo cierto es que la religión está instalada en todo el mundo, con el mismo fin. La filosofía judaica se centra el pueblo elegido, incide en el cumplimiento del deber, como a una norma impuesta por dios.También el criterio judaico tiene amplia aplicación a la administración de los negocios públicos tiene su razón de ser en su criterio teocrático del gobierno. La hindú presenta unas relaciones humanas más limitadas por ser uno de sus principios el Renunciamiento, recoge la persona sobre sí mismo. Se basa en el amor y la casta, no evolucionan, son  departamentos  estanco. Cada uno tiene su dios. Así que dios proveerá.

Religiones, poder y Semana Santa
Comentarios