Sábado 17.11.2018

Trump tramposo presidente

Estamos en una época que ganan los canallas. Trump y Putin unidos para putear el mundo.

Estamos en una época que ganan los canallas. Trump y Putin unidos para putear el mundo. Menos mal que en EEUU hay pesos y contrapesos. Hubo un tiempo que Al Capone puso en aprietos la  democracia americana al montar una trama en el aparato del Estado para uso propio.Trump ya está donde quería, no se enteró de que se acabó la campaña electoral, sigue calentando el ambiente provocando a todos, avivando los bajos instintos de gente cabreada en tiempos turbulentos. Aprovechó todas las clases de crisis, económica, moral y ética. Su discurso es pura copia del discurso de Adolfo Hitler que no se cansaba de decir que quería devolver el poder al pueblo que los gobiernos de la época le quitaron, etc. 
Así consiguió ganar las alecciones en una Alemania culta con un amplio elenco de personalidades intelectualmente bien formadas pero descontentos con la situación económica y los políticos del momento, Hitler prometió un hombre nuevo, agitó los ánimos y ganó las elecciones en las urnas , luego las rompió, quemó el parlamento e hizo una carnicería en Europa, frase que también pronunció Trump en la toma de posesión, que a diferencia de sus antecesores, rompiendo la costumbre de confraternidad, el buen gusto, y la celebración de la fiesta democrática.                                                                                   
Este hombre lo único que hizo fue enriquecerse con negocios especulativos sucios, evadir impuestos al Estado para pagar servicios sociales, pero ese pueblo fue anestesiado con mentiras para conseguir el voto. Ahora seguirá explotando en lo ecónomo- social; nada más entrar anuló la Ley de sanidad de Obama dejando a millones de personas tiradas del pueblo que dice defender. Es un esperpento irresponsable, provocador. Con estas pruebas queda claro el Sr. Trump es un peligro público, un magnate tan excéntrico con tanto poder que pretende hacer un coto cerrado de EEUU, un país que su éxito se basó en la apertura al mundo buscando el sueño americano. 
El mismo es fruto de la emigración cuando su su abuelo emigró desde Alemania. Ahora que dispone de lo público pone barreras a los demás, toma el mundo por montera y todo para él y su tropa. Resulta curioso que le votarán aquellos americanos, que el día que no trabajan no pueden comer. Si cierra la entrada a la emigración, y echa la que hay, construye muros para pagar México, castigar con impuestos a las empresas de EEUU que están fuera, es inviable, porque  los negocios de Trump también los tiene fuera y EE.UU es el crisol de culturas e intereses globales. Muchas materias primas vienen de fuera, lo mismo que la inteligencia creativa. Trump engañó a los americanos como el flautista de Hamelin engañó al rebaño de ratones ahogándolos en el río. Conclusión, ganó el capitalismo salvaje, no la política, ni el pueblo soberano.

Trump tramposo presidente
Comentarios