miércoles 20/1/21

Bajo rendimiento institucional

apesar de disponer de mejores tecnologías no hay peor organización

apesar de disponer de mejores tecnologías no hay peor organización que la de nuestro Estado en comparación con los de nuestro entorno. No se hace investigación y desarrollo (I+D ) en las administraciones públicas como se hacen en las privadas, cosa inédita, porque es ahí donde reside el verdadero problema de abuso de poder, falta de competitividad y son la causa de la corrupción y mal servicio a las empresas y ciudadanos dedicados al buen hacer, cosa de la que carece el Estado. El Estado y sus responsables deben ser la columna vertebral en dar ejemplo al del resto de la sociedad. Cuando una administración es opaca, falta de transparencia, es  vulnerable a grupos o personas se dediquen a la busca de beneficios  ilegales causando una competencia desleal al resto  que cumplen, y son necesarios para el interés general.
Ya hemos visto los abusos de la banca, (veremos por quien se inclina el Supremo),  eléctricas, operadores y otros grandes grupos económicos que fueron y son los que no son controlados como a los asalariados, autónomos, pequeña y mediana empresa.
Dentro del bajo rendimiento se encuentra la justicia tan imprescindible para la democracia y la convivencia. Es la institución con menos rendimiento del Estado. Es tardía, carísima, insegura tal como lo demostraron miles de sentencias de los tribunales de la UE tumbando varias  sentencias de los tribunales españoles. Las que más destacan son la cláusula suelo, céntimo sanitario, doctrina Parot y otras muchas sobre derechos humanos. La calidad democrática depende de la calidad de la justicia, sin ella el caos, crecen  los delitos de toda clase, sobre todo los  de cuello blanco haciendo de  España un país bananero.
La institución que mejor funciona es la de Hacienda, no se le escapa una, ante la duda aplican la mayor, salvo a los peces gordos que los dejan escapar, o cuando fueron descubiertos por otros, no por Hacienda, como en el caso Botín con el dinero en Suiza, se les propuso cuanto quería  pagar. Hacen mal las cosas desde un principio luego viene la justicia europea y le tumba las decisiones judiciales y las administrativas del gobierno.

Comentarios