Martes 20.11.2018

Lo mejor y lo peor del ser humano

Desde los atentados terroristas de Barcelona

Desde los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils los perfiles políticos de España han ido cambiando de manera muy notable, hasta el punto de presentar un panorama inédito en los últimos años. Lo que digo se refiere de modo muy especial al clima de relaciones entre los partidos políticos de todos los colores, que proyectan un desconocido sentimiento de unidad que nunca habríamos imaginado. Solo pequeñas excepciones se han salido de la regla, como es el caso de la CUP y su oposición a asistir a la manifestación antiterrorista del sábado en Barcelona, o la actitud islamófoba de pequeñas minorías de extrema derecha.
Los partidos, incluidos PP y Podemos, con todo el sentido de responsabilidad y dando de lado a discrepancias normales en otras ocasiones. Los medios de comunicación, bastante más sensatos de lo normal. La sociedad en general, también, si se exceptúan disparates como los de algún cura en un templo madrileño. Quiero decir que la ejemplaridad ha sido la nota dominante en todos los ambientes, y eso es motivo para mirar hacia el futuro con algo más de confianza y esperanza que hasta ahora,
Lo mismo hay que decir de la población inmigrante musulmana sobre todo en Cataluña, a la que se ha visto especialmente dolorida por los sucesos terroristas y preocupada a la vez por el temor a malentendidos que siempre anidan en el alma de personas sin juicio y sin cultura democrática. Pero lo más destacable desde la vertiente de los sentimientos, estos días ha sido el espectáculo televisivo de las gentes, los políticos y las personas normales, que han pasado ante los ojos de todos los españoles como depositarios de unas virtudes que solamente se perciben en situaciones como las que estamos viviendo, pero no confundamos las cosas pensando que los grandes problemas de otra índole van a desparecer. Me refiero,claro, al problema del insependentismo catalán, que va aseguir ahí. Pero seguramente lo hará en otro clima distinto. Esta nueva experiencia de colaboración, unidad e incluso confraternización sin duda va a ser muy útil para ayudar a todos a ver el problema con otros ojos... O al menos así lo deseo yo fervientemente.
Lo mejor y lo peor del ser humano ha estado en escena. No me cabe duda de que todo lo sucedido es imposible que pase sin que hayamos aprendido a mirar las cosas desde las otras perspectivas. Ah, y el lector que piense que soy un ingenuo, pues muy bien, igual tiene razón pero eso no perjudica.

Lo mejor y lo peor del ser humano
Comentarios