• Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Entre másters anda el juego

John Landis dirige en 1983 una película “Trading Places” que se tituló en España “Entre pillos anda el juego” (o “De mendigo a millonario” en Latinoamérica).

John Landis dirige en 1983 una película “Trading Places” que se tituló en España “Entre pillos anda el juego” (o “De mendigo a millonario” en Latinoamérica). Básicamente, dos millonarios discuten sobre el papel que juegan la genética o el origen social (educación, el ambiente…la epigenética) en que una persona sea rica o pobre. Para ello, hacen una apuesta de un dólar e intercambian las vidas de dos personas con vidas completamente opuestas, un mendigo (Eddie Murphy) al cual hacen rico y un rico (Dan Aydroyd) que hacen pobre, para simplemente ver qué pasa y probar quién tiene razón.  Si la veis, tiene alguna lección de moralidad aparte de risas aseguradas. 
Esto me llevó a recordar que pasa con la mayoría de los mortales en este país (por no decir del mundo entero) si los comparamos con los que están por las altas esferas y por todos conocidos ¿Es la justicia igual para todos?  ¿Obtener un título universitario (ej. Máster) es igual para todos?... Esto me lleva de vuelta a la película mencionada anteriormente ¿Ayuda la genética o el ambiente político cuando nos enfrentamos a la justicia o cuando queremos obtener un título de Máster, etc? ¿ayuda o facilita las cosas estar en la política, ser influyente, tener dinero, ser hijo de… para que las cosas se pongan más fáciles? Simplemente lo digo porque estos papelitos, los famosos “Máster”, están haciendo caer a ministros/as, y quién sabe, hasta podría salpicar a presidentes de partidos o de gobierno si esto sigue así. Ahora entiendo porque no cae el que maneja los EEUU, aquel que llaman el Trumpalleiro ¡creo que no tiene máster! aunque le podían dar uno por bocazas, impresentable… el resto de su currículo lo añadís vosotros que es bastante largo y pesado.
Yo me acuerdo de Masters del Universo, del Másters de Augusta, existen los Másteres de Economía, Tributación (¡este tiene buena pinta!), los Másters por la Universidad de… o la de aquel sitio donde aquel perdió su Máster, Másters más caros o más baratos… Según parece, se dice y estuvo tan de moda, algunas personas (conocidas y sin conocer), obtuvieron ciertos títulos, no nobiliarios sino universitarios, de una manera que a priori levanta sospechas o pone dichos títulos en entredicho. Para el que no lo entienda, digamos que las calificaciones de Cienfuentes no habrían Casado correctamente y ahora varios políticos tienen un Montón de problemas… 
Curioso, hubo quién arruinó el país o los bancos, y a los cuales llevó años y años cazarlos y condenarlos, y un máster ¡te fulmina en días o horas! ¡Guau! ¡Cuidado con cual y donde lo hacéis! ¡Madre mía, hasta estudiar va a dar miedo! Esto último igual les interesa a algunos, pues según dijo creo Sócrates “el conocimiento os hará libres”. Que yo sepa no existen Másteres de decencia política, honradez… bueno, igual lo crea alguna universidad ¿pública o privada?... como era aquello de que “el que paga manda” Alguno lo entenderá.
Podría decirse a día de hoy que en España con tanto tequemaneje “Entre másters anda el juego” por no decir la estabilidad del gobierno y del país en sí. Por lo que veo, ya se han apuntado más partidos políticos al nuevo curso: Cienfuentes (PP), Montón (PSOE), Casado (No sabe/No contesta). ¿Cuáles serán los nuevos alumnos? Según dicen todos Podemos y todos los Ciudadanos que quieran se pueden apuntar ¡Suerte en el nuevo curso! Lo que está claro es que mientras algunos hablan de independencia, pocos mendigos llegan a millonarios, pero si varios ministros vuelven a ser becarios, pero esta vez sin beca. El precio que están pagando o pagarán ¿es muy caro? Cambia la perspectiva dependiendo de los ojos con que lo veas ¿verdad?...