miércoles 17.07.2019

Insoportable

La situación del Dépor me asusta cada día más.

La situación del Dépor me asusta cada día más. Es la historia de siempre a la que últimamente nos hemos acostumbrado. Es insoportable. Los últimos resultados sorprenden negativamente ante las dificultades que existen por encontrar el equilibrio entre plantilla y cuerpo técnico, con un Natxo González al que, según manifestó, no le preocupa la clasificación actual de su equipo. Esas declaraciones me parecen inapropiadas e inaceptables. “Es que los vascos somos así”, me dice un paisano. Apremia cambiar esta inercia negativa, pero la pregunta es cómo hacerlo. Toca reinventarse, convencerse de que es urgente hacerlo porque el tiempo vuela. Sería impensable no conseguirlo ya que las consecuencias están en la mente de todos aunque Tino tire balones fuera. Hay que olvidarse del fútbol aburrido y que va en detrimento de los intereses de una entidad que pasa por una de sus peores etapas del curso. 
Llegado a este punto, un joven seguidor blanquiazul, de los que van a Riazor, llueva, haya truenos o nieve, y que responde al nombre de Nemito 82, me explica que le parece lógico preguntarse qué pasa. O más bien, qué hace falta para salir de esta agonía. Lo del Dépor no se lo explica. Reconoce que resulta lógico pasar por malas rachas igual que las hubo el año pasado en Primera por lo que ve normal que en Segunda también existan. 
Sin embargo, considera que es igual de normal como peligroso que  te hundas y no te recuperes. Entiende que el equipo no está abatido, ni mucho menos. Lo que le preocupa, no es que se estén perdiendo puntos, sino la forma en cómo se regalan. Tampoco sabe a qué se juega, si es que se juega a algo. Van ya dos partidos en casa sin goles a favor, recuerda, y casi sin oportunidades.
Concluye manifestando su decepción a pesar de que, según su versión como deportivista top, tenemos el mejor equipo de la categoría, y que si algo aprendió del fútbol es que quiere al Dépor en las buenas y en las malas. Sigue confiando en Natxo y en toda la plantilla. El domingo en Oviedo se merecería una alegría. 

Insoportable
Comentarios