viernes 28.02.2020

VOX defiende a los fetos..., ¿y los niños?

La Iglesia del municipio sevillano de Gelves impuso la cordura y, al final, no se celebró la misa con la que VOX pretendía recordar a “todos los niños abortados durante 2019” y por “todas las mujeres en peligro de exclusión y con pensamiento de abortar”. Se supone que el acto religioso iba destinado exclusivamente a los fetos españoles, porque resulta complicado conciliar su aversión hacia los centros de menores no acompañados, niños al fin, con ese fervor hacia la infancia y la maternidad.

Seguramente, la formación de Santiago Abascal solo concede la categoría de madre auténtica a la que goza de un DNI con sello del Ministerio del Interior del Reino de España, y el bien a proteger es, únicamente, la descendencia de esos úteros.

Pero, suspendida la misa por la negativa eclesiástica a celebrarla, la formación de extrema derecha convocó para el día 28, el de los santos inocentes, un acto en Sevilla para repartir cientos de muñecos que replican un feto de catorce meses. (Debe ser un error porque no existen fetos de catorce meses. La gestación dura nueve meses aquí, en Senegal, Mauritania o Mali. A no ser que consideren fetos a los nacidos sin bautizar). Curiosamente, los dirigentes andaluces de VOX, que chantajean de forma permanente a la Junta para que retire las subvenciones a organizaciones sociales de apoyo a mujeres maltratadas, centros de atención a menores inmigrantes sin familia, olvidan que la legislación internacional y la propia dictaminan el derecho a la protección a los niños, con independencia de su lugar de nacimiento, y que solo deberían ser repatriados cuando esta medida sea la mejor para ellos.

Advierte la organización internacional Save the Children que en Andalucía, dados los acuerdos firmados con Marruecos y Senegal, la intención de la Junta es repatriar a todos los menores tutelados. Denuncia también la gravedad en el caso de las niñas no acompañadas, que suelen acabar en redes de prostitución, explotación, abusos que dan lugar a embarazos y abortos. ¿VOX reza también por estas niñas? ¿Les va a regalar también una réplica de un feto?

En estos días de entrañables fiestas familiares ha llegado a las costas españolas un buen número de pateras cargadas con niños solos. Concretamente, en Murcia, son ocho chicos y una adolescente de quince años. Tres de los varones han sido llevados al centro de Alhama de Murcia, donde un individuo colocó, el día de Nochebuena, un artefacto simulado.

Y casi coincidiendo en el tiempo con la llegada de estos niños sin padres, VOX presentó en el parlamento valenciano una propuesta solicitando “una baja maternal escolar” para que las adolescentes patrias embarazadas puedan faltar al instituto para dedicarse a la criatura que va a nacer. No explican si lo que pretenden es que se les regale el título de Bachillerato. Y si es así, ¿Cómo pretenden que se formen de cara a su futuro laboral? Pero eso es lo de menos. Lo importante, según ellos, es “que ninguna joven se quede sin tener a su hijo por falta de apoyo”.

A los de fuera: ni agua

VOX defiende a los fetos..., ¿y los niños?
Comentarios