Cifuentes

Cifuentes ya tuvo su castigo

Pero las sospechas no se juzgan, así que el precio a pagar por Cifuentes fue su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid y su renuncia a continuar con su vida política.