espontáneo

Una gamberrada muy lucrativa

Al tipo, que acabó pasando una noche en la cárcel, seguro que le compensó el mal rato entre rejas y los 500 dólares de fianza porque, según asegura, gracias a su momento de gloria durante el partido ha ganado 375.000 dólares.